Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Feli: "En el colegio me decían que me quedara en casa como si estuviera enferma cuando se homenajeaba a los caídos por Franco. Mi padre murió por el bando republicano"

Belén y Feli son familiares de represaliados por el franquismo

Constituida como un Centro de Estudio e Investigación, Aranzadi se ha convertido en un referente para la comunidad científica como lo demuestra el reconocimiento, adquirido en 2001, de Entidad de Utilidad Pública. /

Este 4 de diciembre supone para la Cadena SER en Euskadi y en ella para este programa, Hoy por Hoy Bilbao, un punto y seguido en una deuda histórica con siete hombres y por extensión con sus familias y con tantas personas que lucharon por la libertad.

Los sonidos, las historias del programa de hoy han ido pegadas a las de los investigadores de Aranzadi y sobre todo a los recuerdos imborrables de “Feli”, hija de un joven soldado muerto en el bando republicano o de Belén, cuyo hermano contrario a Franco no regresó jamás.

La sociedad de ciencias Aranzadi está sumergido en los estudios de recogida de información y testimonios sobre las personas que fueron represaliadas en diferentes localidades y que sufrieron vulneraciones de derechos humanos desde la guerra civil hasta día de hoy.

Javier Buces, Investigador de Aranzadi piensa que los testimonios son vitales, “Antes de reconocer y reparar, hay que saber la verdad para que haya justicia y una verdad en donde todas las víctimas tienen cabida”. Entorno a las “micro-memorias” se encuentran las historias de vizcaínos muertos en la Guerra Civil, desaparecidos, enterrados en cunetas y cuyas familias no han podido despedir.

Felicísima Velasco, ha hablado sobre su padre, Felicísimo Velasco, natural de Salamanca y vecino de Leioa, donde trabajaba en la empresa Earle. Se alistó al batallón Largo Caballero y falleció al poco tiempo con 24 años. Felicísima nació 21 días después y le pusieron el nombre de su padre en recuerdo. El padre falleció en el sector de Ubidea y fue enterrado en una fosa común en Álava. El cuerpo nunca ha sido hallado, y para ella el único reconocimiento que ha tenido fue el libro que hizo la sociedad de ciencias Aranzadi, y posteriormente algún acto del Gobierno Vasco.

Belén Ozamiz Aberasturi recuerda el bombardeo de Gernika, cuando tenían que refugiarse y otras anécdotas de la guerra como la entrada de los italianos en su casa. Su historia de “memoria” tiene que ver con su hermano, que con 18 años se fue voluntario al frente (contrario a Franco) y nunca más regresó. Su cuerpo nunca se ha encontrado, por lo que figura como desaparecido. Fue a Gautegiz-Arteaga a despedirse y nunca más volvió. Belén recuerda a su madre “esperando siempre”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?