Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El colesterol, una carrera de fondo y no de velocidad

El doctor Alberto López nos habla de dieta o de cómo subir el colesterol 'bueno'

La comida sana y el ejercicio son importantes para mantener bien los niveles de colesterol en sangre. / ()

Todos los expertos aconsejan tener el colesterol a raya para prevenir accidentes cardiovasculares y eso se consigue con alimentación correcta y hábitos de vida tan saludables como dejar de fumar o hacer ejercicio. De hecho, el doctor Alberto López asegura que hay que tenerle respeto, pero en un contexto de otros factores de riesgo, como el tabaco. “Es mejor tener treinta milgramos/decilitro más de colesterol que fumar”, afirma. No obstante, insiste en que no hay que descuidarlo, aunque se trata “de una carrera de fondo y no de velocidad”.

López recuerda que hace algunos años las cifras marcadas como recomendables sobre el colesterol total eran no estar por encima de 250 mg/dl y “cuando tenias una enfermedad coronaria, se bajaba a 200 mg/dl”. Ahora se asume que cuando superas esta última cifra ya hay hipercolesterolemia”. A veces un colesterol elevado se debe a que el llamado ‘colesterol bueno’(HDL) está muy alto, con lo que no habría problemas. Pero, ¿cómo subimos ‘el bueno’? El doctor recomienda, en primer lugar, dejar de fumar y en segundo, hacer ejercicio, que “para las personas más mayores puede ser andar ligero, bicicleta estática o incluso bailar, al menos tres horas a la semana”, indica López.

La importancia de los alimentos

Pero lo fundamental para que nuestro colesterol se mantenga en los límites saludables, sin superar los 200 mg/dl, es una buena alimentación. Seguir una dieta mediterránea equilibrada es fundamental. Así las carnes rojas, el cerdo o los fiambres derivados del cerdo tienen más colesterol y deben tomarse en menor medida. La leche mejor desnatada y los huevos con moderación. “Luego hay trucos, por ejemplo, si hacemos una tortilla de dos huevos, podemos utilizar uno entero y del otro solo la clara, no la yema, que es donde está el colesterol”. El queso, sobre todo el más curado, no debe ser, tampoco, una constante en nuestra dieta, al igual que tampoco pueden serlo los dulces o los precocinados, afirma López.

Por el contrario, es recomendable consumir con asiduidad el pescado, carnes como el conejo, de aves, como el pollo o el pavo, al igual que vegetales y los aceites de oliva o de girasol, no así los de palma o coco, “perjudiciales para procesos de arteroesclerosis”.

 Así pues, López, recomienda comer de todo, pero ciertos alimentos con moderación. “De vez en cuando un bocadillo de chorizo, salchichón, bollos, comer cordero…, se puede hacer, pero con prudencia y moderación y que tu dieta no esté vinculada sobre todo a este tipo de productos”. Lo mejor es una dieta que tenga más pescados, cereales, verduras, hortalizas, legumbres, sin mucha carne roja o de cerdo, y fruta. También es importante mantener a ralla la obesidad que “influye en factores de riesgo como la tensión arterial y el colesterol”, afirma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?