Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

Cómo conseguir que los jóvenes tengan hábitos seguros en Internet

Son una generación nacida con las nuevas tecnologías y a la que hay que educar para que conozca los riesgos digitales y los prevenga

Es necesario formar a los menores en conductas que eviten riesgos al usar Internet. /

Muchos de los adolescentes y jóvenes “no tienen los dispositivos preparados, no tienen el conocimiento necesario, ni la conciencia del riesgo de estar hiperconectados”. Así define el problema Juan Luis Rubio, vicerrector de Universidad y Empresa de UDIMA, quien reconoce que los nacidos ya en la era digital asumen las nuevas tecnologías con entusiasmo y sin ser conscientes de los riesgos personales que pueden correr en ellas, por lo que no toman medidas al respecto. En este mismo sentido se pronuncia José Antonio Rubio, doctor Ingeniero en Ciberseguridad por la URJC, quien también subraya el “desconocimiento lógico, la falta de formación y el arrojo propio de la juventud”.

Por eso, Juan Luis Rubio, cree necesario conseguir que tengan actitudes y hábitos seguros en su manejo en Internet, algo que pivota, dice, en tres vectores: formación, concienciación y educación.

Formación

“Los jóvenes están en redes sociales, utilizando aplicaciones, etc y sin embargo, desde los colegios o institutos no se les dota de herramientas necesarias para hacerlo de forma segura. Les educamos en matemáticas, lengua, inglés… pero no se da la importancia suficiente a que aprendan lo necesario para desenvolverse en la red de forma segura”, afirma.

Recuerda que hay muchos temas de ciberseguridad en muchos entornos como el financiero, sanitario, de empresas…, pero en los colegios e institutos se habla poco de ello, en cualquier caso sin que exista un plan de formación “ad hoc”. Los más jóvenes no perciben el riesgo que en principio, no es físico, sino de que “entren en el dispositivo y puedan saber con quién estoy, dónde me muevo, con quién contacto, a qué hora me voy a casa...” Esa sensación de riesgo no la tienen porque no son conscientes de que eso pueda pasar, algo que les lleva a asumir muchos más riesgos de los necesarios. Rubio pone como ejemplo la instalación de una App. “Aceptan claúsulas a la hora de instalarlas, sin ser conscientes de lo que están aceptando. Esto les expone a una situación de alto riesgo, sin que sepan qué les pueda pasar en un futuro si alguien hace uso de esas vulnerabilidades en sus dispositivos. A largo plazo pueden estar sometidos a sextorsion, acoso, pederastas…”

La educación

Por eso Rubio cree que sería necesario contactar con todas las partes que diseñan los programas formativos en los centros educativos para que asuman la necesidad de una materia sobre ciberseguridad y uso seguro de los dispositivos tecnológicos. “No nos damos cuenta de que los jóvenes se están desenvolviendo en un mudo tecnológico para el que no les estamos preparando”.

Concienciación

La formación y la educación conlleva una concienciación de los riesgos y permite un mejor y mayor disfrute de las tecnologías. Además, de conocer esos peligros hay que saber cómo protegerse, no es cuestión de no estar en la red. “Si tomo las medidas adecuadas con mis dispositivos o con las apps que utilizo, estaré en Internet de una forma segura”, dice.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?