Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

España vacía

Carbajalinos: los partos y el torrente del taxista

La pequeña localidad de la Requejada nos trae el peculiar alumbramiento de los 9 hijos de Hermandina y las opiniones sin tapujos de Ángel

Hermandina y Ángel, pasando la tarde en Carbajalino

Hermandina y Ángel, pasando la tarde en Carbajalino / CADENA SER

Después de pasar por Escuredo, Gusandanos y Villarejo de la Sierra, recalamos en Carbajalinos, otro de los 9 anejos de Rosinos de la Requejada (27 habitantes según el censo oficial del INE). Pasada la iglesia, hacia el centro del pueblo encontramos a Hermandina y Ángel. Están sentados, junto a la esposa de Ángel y el perro, en el poyo de una vivienda típica de la zona: una construcción de piedra, robusta y sobria, con líneas geométricas irregulares de cemento pintadas de blanco, delimitando el controno de las piedras, como única concesión ornamental.

Hermandina, un nombre nada común, cuenta que están “pasando el rato”. Que es lo que les toca hacer en estos tiempos del confinamiento, aunque ya se podía pasear. Y Hermandina expresa que no le gusta lo que está pasando con el coronavirus.

En su opinión debería venir más gente a vivir a los pueblos… Y nos descubre que es madre de 9 hijos. Todos marcharon a buscar mejor vida… Pero, sobre todo, nos cuenta cómo los alumbró: en el corral la mayoría y en la cocina. Lo cuenta como algo natural y lo compara con el parto de los burros, mientras ríe divertida.

Ángel es taxista en Madrid y el estado de alarma lo pilló en el pueblo. Cuando llegamos está hablando por teléfono y al vernos descender del coche con el micrófono de la SER le oímos decir a su interlocutor telefónico algo así como, “están aquí los de la Ser, se van a enterar”. Es un gesto socarrón, sin hostilidad, pero que nos previene para el torrente verbal que va dejar en sus opiniones. No tiene tapujos al expresarlas.

Y así, opina que lo que está pasando es que al gobierno se le fue todo de las manos y apunta a la manifestación del 8M, que en su opinión no se tenía que haber celebrado, porque afirma que el gobierno ya conocía lo que ocurría en Italia y lo sabía todo, pero lo dejaron porque eran de izquierdas. “Toda la mierda esa que trae la izquierda”, remacha.

Aunque a continuación añadirá que “si tengo que votar a la izquierda la voto”, porque “si yo vivo bien con la izquierda, no me importa votarla”. Eso sí, tiene claro que si el gobierno fuera del PP la izquierda habría salido a la calle a manifestarse.

Mientras su esposa nos graba con el móvil desde dentro de la casa, admite que se está muy bien en Carbajalinos: “mejor que en Madrid”. Y tampoco tiene tapujos para expresar su opinión sobre la España Vacia y Vaciada: es algo que a los políticos sólo les importa para lograr votos. Porque a la hora de la verdad, dice, no hay servicios y hacen la vida imposible a la gente que trata de sobrevivir en la zona (y expone su experiencia en un bar de Asturianos por la presión de una inspección de la Guardia Civil). De modo que estima que es imposible poder subsistir en un lugar como Carbajalinos.

Ante su torrente de expresividad oral, concluimos preguntándole si estamos ante un taxista cabreado. Y asegura que no. Que él es así, se justifica… Y nosotros, los de la SER, quedamos enterados, sin recortes ni censuras.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?