Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

Baden Numen: De la familia al mundo

La bodega de San Bernardo ha experimentado un bárbaro crecimiento en los últimos años, elaborando tres vinos de mucha calidad

Baden Numen

Baden Numen / Cadena SER

Hoy abrimos el balcón a la Ribera del Duero, y nos disponemos a conocer de cerca la historia de Baden Numen. Una bodega familiar que desde San Bernardo, en la zona vallisoletana y junto al monasterio de Santa María de Valbuena, se encarga de realizar creaciones de máxima calidad, introduciendo en España la tradición vinícola francesa. Luis Carlos Niño nos amplía la historia de esta bodega. “La bodega se fundó en 2003, éramos viticultores anteriormente y mi padre tenía viñedo pero cuando llegó el boom de la remolacha se decantó por ella, pero yo le dije de cambiarle la explotación y hace 27 años empezamos a plantar nuestras primeras viñas. 2003 y 2004 hicimos 4.000 botellas como alquilados en una bodega, y ya después comenzó nuestro sueño”, asegura.

El paso de viticultores a bodegueros tuvo lugar precisamente como consecuencia de seguir el consejo de varios bodegueros de prestigio, que animaron a transformar el fruto en vino. Baden Numen aguarda muchas peculiaridades que deben tenerse en cuenta. “Lo principal es producir buena uva, por eso hemos seleccionado buenas parcelas para ello, lo que está claro es que los terrenos pobres son los mejores para el viñedo, tratamos de que llegue a la bodega la mejor calidad. Tenemos diferenciadas las parcelas para los tres tipos de vinos que hacemos; ahí se ve la diferencia entre unos y otros”, especifica Luis Carlos.

Baden Numen / Cadena SER

Y ante tanto mimo y cariño por las viñas, las creaciones han de ser cuanto menos muy especiales. Baden Numen cuenta con varios tipos de vino, como cuenta Luis Carlos, que gozan de gran calidad. “Elaboramos un joven roble, con seis meses en barrica, un vino muy afrutado con maceraciones largas; luego el crianza de unos 15 meses en barrica donde buscamos la fruta madura, que sean vinos sedosos y elegantes, y luego el Baden Numen Oro, un vino seleccionado de las parcelas altas, y que hacen que el vino sea distinto”, detalla Niño.

Pero si tuviéramos que alzar una copa con un Baden Numen, ¿con cuál nos quedaríamos? “Yo creo que el vino para brindar y el que connota todas las características de la Ribera es el crianza, con maceraciones largas, el vino típico de Ribera y con el que se puede brindar e ir a todos los sitios, porque es un vino que siempre llama la atención”, recomienda Luis Carlos.

Porque elegir un buen vino no significa rascarse mucho la cartera. Porque en la Ribera hay muchos vinos exquisitos y de calidad, a un precio especial. Porque Bodegas como Baden Numen hacen nuestra intención realidad. Brindemos. Porque los mejores momentos, están por llegar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?