Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

Horticultura

Convierte tu piscina en un sistema de riego

Un abuelo lucense explica el método con el que mantiene su plantación de tomates

José Gato Fernández en uno de sus invernaderos dedicados al tomate.

José Gato Fernández en uno de sus invernaderos dedicados al tomate. / Alex Gato (Cadena SER)

La huerta, ese proyecto que mucha gente querría tener y que pocos son capaces de mantener. ¿Quién no ha querido una casa con jardín y un pequeño huerto alguna vez en su vida? Es el sueño español. Y muchos, con la llegada de la pandemia a sus vidas han pasado de soñarlo a hacerlo. Por si las moscas, es mejor encerrarse con las provisiones de un huerto, que hacer cola en los supermercados.

Así, nos adentramos en el mundo de las frutas y las hortalizas. Por si eres primerizo/a. En estos tiempos de sol, calor y humedad veraniega, uno de los productos estrella es el tomate. Ese fruto rojo, aunque en su origen amarillo, que encandila a muchos paladares y que podemos consumir de muchas maneras: Frito, sofrito, en ensaladas, solo, con aceite y sal...

El tomate a veces pasa desapercibido, más bien no le prestamos la atención que deberíamos. Y mucho cuidado, porque uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. La ciencia del tomate es muy amplia y por eso, entenderla exige de mentes extraordinarias: Los abuelos con huerta.

Don José Gato Fernández, más conocido como Pepe, cuida todos los años, nada más y nada menos, que una plantación que comprende dos invernaderos dedicados única y exclusivamente al tomate.

Tomates recolectados en el huerto de José / Alex Gato (Cadena SER)

Con variedades como Mar azul o Raft negro, Pepe selecciona año tras año las mejores semillas de la pasada cosecha para mejorar la especie. Hemos hablado con él en Hoy por Hoy y durante la charla, nos ha dado toda una lección sobre sistemas de riego ecológicos.

¿Cómo unir el concepto piscina con el concepto riego por goteo? José nos lo explica: Aprovechando la inclinación de su finca en la periferia lucense, una pequeña piscina de tres mil litros le sirve como depósito de agua para su plantación de tomates.

A través de un sistema de tuberías conectado a otro de riego por goteo, la piscina se vacía sobre los dos invernaderos. Así, emplea para el riego agua reciclada y filtrada.

También hemos comentado otras curiosidades como por ejemplo la creencia en tiempos pasados de que el tomate era un fruto tóxico, o que su color original era el amarillo. Como no está bien visto esto de hacer spoilers, mejor ¡dale al play!

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?