Ciencia y tecnología

El espectacular bólido que entró en Granada este domingo a 54.000 km/hora

Fue detectado introduciéndose en la atmósfera en la vertical de Valle del Zalabí y se extinguió sobre Alicún de Ortega

Bola de fuego sobre Granada (3 de octubre de 2021)

Bola de fuego sobre Granada (3 de octubre de 2021)

Granada

Son muy habituales pero no todos los vemos. La fascinación que provoca lo desconocido no desaparece por mucho que nos lo explique la ciencia. Es lo que ocurre con los bólidos, con los meteoritos, con las estrellas fugaces... Ocurrió la noche de este domingo. A las 21.41 (hora peninsular) una impresionante bola de fuego pudo ser vista por multitud de personas cruzando los cielos del sur y centro de España. Entró a la atmósfera y se desintedró en la comarca de Guadix.

Este bólido se produjo al entrar en la atmósfera terrestre a gran velocidad una roca (un meteoroide) procedente del cometa D/1978 R1 (Haneda-Campos). La bola de fuego fue grabada por los detectores que la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (red SWEMN) opera en los observatorios de La Sagra (ubicado en Puebla de Don Fadrique, Granada), La Hita (Toledo), Sevilla y Sierra Nevada (Granada). Desde este último observatorio el bólido fue grabado entre las nubes con un brillo similar al de la Luna llena.

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto SMART, que se coordina desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) con el objetivo de monitorizar continuamente el cielo para registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Este fenómeno ha sido analizado por el investigador responsable del Proyecto SMART, el astrofísico José María Madiedo del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). Este análisis ha permitido determinar que la roca que originó esta bola de fuego entró en la atmósfera a unos 54 mil kilómetros por hora sobre el este de la provincia de Granada, cerca de la vertical de la localidad de Alcudia de Guadix (Valle del Zalabí). Debido a esta elevada velocidad, el brusco rozamiento con el aire hizo que la roca se volviese incandescente cuando se encontraba a una altura de unos 81 km.

Desde allí el bólido avanzó en dirección noroeste, mostrando varias explosiones a lo largo de su trayectoria. Finalmente acabó por extinguirse cuando se encontraba a una altitud de unos 34 kilómetros, cerca de la vertical de la localidad granadina de Alicún de Ortega.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad