Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Athletic

Un partido loco, otro empate y al Bernabéu sin Iñigo Martínez

Empate entre Athletic y Granada que deja al conjunto rojiblanco octavo y a tres puntos de la zona europea en la antesala de jugar en el Bernabéu

Iñigo Martínez, durante el encuentro frente al Granada

Iñigo Martínez, durante el encuentro frente al Granada / Getty Images

Es complicado sacar una lectura futbolística del encuentro entre Athletic y Granada más allá de lo que dicen los números, así que comenzaremos por ellos. En positivo, el conjunto rojiblanco ha marcado dos goles después de dos partidos sin anotar ninguno. La contraparte, sin embargo, es el doblete encajado, que solo había conseguido en lo que va de temporada el Rayo Vallecano.

La liada de Unai Simón

A ello hay que añadir un detalle más: la última jugada del partido, que a punto estuvo de privar al Athletic del punto del empate. Fue una salida de balón incomprensible de Unai Simón, que puso la pelota en juego en corto en el minuto 96 de partido, a uno del final del añadido, sin mirar. No es de extrañar, por tanto, que fuera un pase de gol a Luis Suárez.

Habría sido de gol con total seguridad de no haber intervenido en ese momento Iñigo Martínez, que se lanzó a cortar la jugada a la desesperada y llevándose por delante al delantero nazarí. El colegiado le mostró en primera instancia tarjeta amarilla, pero hasta él sabía que acabaría expulsado. Del Cerro Grande instó a Cordero Vega a ver la jugada repetida en el VAR. Tras contemplarlo en pantalla, cambió la amarilla por la roja directa y expulsó a Martínez.

Segunda expulsión de la temporada en el Athletic y segunda de Iñigo Martínez, aunque atribuible en un gran porcentaje a Unai Simón. El central siempre es una baja sensible, pero alcanza la categoría de drama al pensar que el próximo miércoles el conjunto rojiblanco visita el Santiago Bernabéu para disputar el partido aplazado frente al Real Madrid.

La rocambolesca secuencia del cuarto gol

La jugada de la expulsión de Iñigo solo fue el epílogo a un partido extrañísimo. El Athletic comenzó bien, adelantándose en el marcador a los diez minutos de juego gracias a un regalo de la defensa del Granada que aprovechó Iker Muniain para servir en bandeja el primer gol a Raúl García.

Tras unos cuantos minutos de dominio, el Granada se encontró un gol por casualidad. Una jugada individual de Machís supuso el empate. Poco después, apenas cumplida la media hora de juego, Molina culminó la momentánea remontada en una desafortunada cadena de errores defensivos del conjunto rojiblanco.

Y, por si todo ello no fuera suficiente, tras el descanso llegó el gol más raro de la noche. Una jugada de ataque del Athletic que nadie consiguió rematar debido a los resbalones, que la defensa del Granada sacó en boca de gol, que Muniain se encontró en forma de rechace y disparó al poste y que, al final, Maximiano se marcó en propia arrastrando al interior de la portería el balón con la inercia del cuerpo.

"Es difícil acumular tanta mala suerte"

Pese a enlazar cinco jornadas sin ganar y a haber logrado únicamente dos puntos en la secuencia de partidos frente a Cádiz, Levante y Granada, Marcelino se ha mostrado satisfecho con su equipo: "Hoy no tenemos que estar tristes", ha deslizado. "Es difícil tener tan mala suerte", ha añadido.

Un día más, el técnico ha insistido en la falta de acierto de cara a gol como principal causa del empate. Es más, pese a haber encajado dos goles, el técnico ha calificado el balance defensivo como "positivo".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?