La LupaLa Lupa
Opinión

Ola mortal de COVID

Eva Domaika pone la lupa en el incremento de fallecidos por COVID en Euskadi sin reflejo en los hospitales

Algo parece estar cambiando en el patrón de comportamiento del COVID. Hasta ahora cada ola era igual: aumento de los contagios; a la semana, de los ingresos en hospitales; luego en UCIs; y a las dos semanas, de fallecidos.

Pero esto no ha sido así en mayo. Ahora el número de ingresos COVID y la ocupación en UCIs se mantienen estables, hay muchos menos casos graves, pero la mortalidad se ha disparado. En este 2022 en nuestra Comunidad han fallecido con o por COVID 1.806 personas, casi tantas como en todo 2021. Hemos cerrado el mes con 115 muertos por el virus, pero en las UCIs no se han superado ningún día las 17 personas.

Este exceso de mortalidad no es un fenómeno único de Euskadi, aunque poco se habla de él. El Gobierno vasco ha reconocido su preocupación y apunta a que los fallecidos eran personas vulnerables, mayores, con otras enfermedades que no llegan a los intensivos. Fallecen en planta o en casa. En las residencias, en la última semana solo lo hicieron tres. Celebro que el Gobierno lo vaya a estudiar. No porque la mayoría hayamos pasado página y el sistema sanitario no sufra estrés, podemos obviar que el virus sigue matando. Rozamos ya las 7.000 victimas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad