Directo

CONGRESO Cara a cara entre Sánchez y Feijóo al inicio de la sesión de control al Gobierno

SER Deportivos CartagenaSER Deportivos Cartagena
Fútbol

El desconocido vínculo de Aitana Bonmatí con Cartagena

Su antepasado directo, Antonio Bonmatí, jugó un papel fundamental durante la sublevación cantonal en la ciudad

La internacional española Aitana Bonmatí, con el Balón de Oro / David Aliaga/RFEF EFE

Cartagena

Desde hace unos días la internacional española, Aitana Bonmatí, campeona del Mundial, puede presumir también de ser la mejor jugadora del planeta tras levantar el Balón de Oro. La catalana es la segunda jugadora española en conseguirlo, tras Alexia Putellas. La jugadora del Barça está, sin ninguna duda, en la cresta de la ola en el mundo del deporte. Sin embargo, tiene una curiosa historia, casi desconocida, que la relaciona con la ciudad de Cartagena.

Su antepasado directo de quinta generación, Antonio Bonmatí Caparrós, presidió la Cruz Roja de la ciudad durante la proclamación del Cantón de Cartagena, jugando un papel fundamental a la hora de atender a los heridos de la contienda y, por tanto, salvar muchas vidas. Un auténtico filántropo cuya vida ha sido recuperada por el enfermero cartagenero Eduardo Carrión en su tesis doctoral. Allí recoge muchos datos descubiertos durante su investigación, como por ejemplo, la identidad de su trastataranieta, considerada ahora como la mejor futbolista del mundo.

Nacido en la localidad alicantina de Aspe, inició su carrera profesional como maestro en Mazarrón, donde ejercía su hermano, aunque puede ser que estuviese antes en Sevilla. Tras tres años en la localidad, en 1862 se traslada a Cartagena, donde funda la Escuela San Leandro, que acoge a niños pobres y huérfanos de la ciudad, lo que le sirvió para que Amadeo de Saboya lo condecorase con la Cruz de Isabel la Católica por su labor.

Tras la fundación de Cruz Roja, en 1866 se abre su delegación en Cartagena, a la que Bonmatí entró a formar parte en 1872. Aunque en un principio era vicepresidente, tras la sublevación cantonal de 1873 y la proclamación del Cantón de Cartagena, fue nombrado presidente de la junta permanente, quedando al mando de las actuaciones para organizar y atender a los heridos del asedio y bombardeo constante que sufrió la ciudad, especialmente entre noviembre de 1873 y enero de 1874. También trató de mediar entre los bandos para cesar la guerra e incluso llegó a ser detenido por los cantonales por sospechar de él.

Al término del conflicto, que acabó con su escuela y su vivienda destruidas ya que solo quedaron 27 edificios en pie en toda la ciudad, puso punto y final a 12 años de estancia en la ciudad. Se acabaría marchando a Blanca, y posteriormente a Barcelona dónde se asentó su familia, aunque él aún volvería a Mazarrón.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00