Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Baloncesto

El Real Madrid aplasta al Barcelona en el WiZink y se queda a un paso de ser campeón

Los blancos tumban al Barça en el tercer partido de la final por la ACB (81-66)

Adam Hanga encestando durante el tercer partido de la final por la ACB / Europa Press Sports

Tercer partido y desempate para el Real Madrid. Los blancos imponen el factor campo, vencen con contundencia y marcan en rojo el domingo como la primera de las finales. Si gana en el Palau Blaugrana, será campeón de liga. Al Barça le tocará aferrarse a su fortín y a una mejor versión de Mirotic y del colectivo, que en todo momento estuvo por detrás de los de Chus Mateo, dominadores absolutos de lo que pasó en los cuatro cuartos del WiZink Center (81-66). Así te hemos contado el partido en Carrusel.

Los titubeos del Barça, la contundencia del Madrid

El inicio del partido puso sobre la mesa cuánto había en juego. Mucha igualdad y un arranque potentísimo que los blancos desequilibraron en los últimos compases del primer cuarto. Con Yabusele taponando y Llull emergiéndose, el Barça se fue diluyendo, en parte además, por su falta de acierto desde la línea de tres metros. El Real Madrid puso distancias y las conservó hasta el final. 21-16 en el primer cuarto, 46-39 en el segundo. Kuric atinaba en el triple, Mirotic intentaba funcionar, pero eran los de Chus Mateo quienes mejores sensaciones dejaban tanto en ataque, como sobre todo en defensa.

Guerschon Yabusele intentando encestar ante los defensores del FC Barcelona / JUANJO MARTIN

El descanso, más que aclarar al Barcelona, lo nubló. Deck salía y penetraba en área contraria con Caseur y Poirier acertando cada tiro y cada mate frente a una defensa sin la suficiente contundencia. Los de Jasikevicius ni cerraban atrás ni se encontraban arriba en lo que al juego y la fluidez del mismo se refieren. Sólo Kuric presuponía una amenaza para la ventaja que los blancos defendía y aumentaron hasta el pitido final en un último cuarto apabullante.

Después del 66-53 con el que se llegó al tercero, el Real Madrid cerró el último parcial por la vía rápida, sacando hasta quince puntos de diferencia en una muestra de equipo coral, aguerrido, intenso, seguro de sí mismo y con aires de campeón. El Barça falló en ataque, con una falta de efectividad gigante, y en defensa (15 rebotes para el Real Madrid). No le salió nada, ni tan siquiera la tensión de un partido de tales dimensiones. El Real Madrid fue la cara opuesta. Y por eso está a un paso de ser campeón de liga.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad