Hoy por HoyLas crónicas de Sastre
Opinión

Preguntas que dan miedo

A los que dicen que esto es una alarma porque no está claro si inoculan sustancias o que exageramos, como si unos cuantos pinchazos no fueran nada, les falta pensar en eso: el miedo

Preguntas que dan miedo, por José Luis Sastre

Esta madrugada nos hemos puesto a hablar en la redacción de los pinchazos en discotecas y en festivales y, en la conversación, una compañera ha dicho: este fin de semana voy a uno de los sitios donde pincharon a una chica. Y me da un miedo... A los que dicen que esto es una alarma porque no está claro si inoculan sustancias, a los que dicen que exageramos unos cuantos pinchazos, como si unos cuantos no fueran nada, les falta pensar en eso: el miedo.

Acabar con ese miedo no es un derroche ni un chiringuito. Quienes gestionan pueden hacerlo bien o mal -pueden pifiarla con un cartel- pero que haga falta decir que hacen falta políticas de igualdad supone no ver el miedo a salir, a quedarse sin batería en el teléfono. No ver que hace falta educar a los chicos. Acabar con los comentarios y las bromas que parecen poca cosa y no lo son. No ver que hay páginas porno que tenían como etiqueta 'la manada' para buscar vídeos de violaciones. Con miles de reproducciones. Mucho escándalo con lo que pone en los libros de texto y muy poco con lo que buscan en la red miles de menores a los que nadie educa en eso. Hace poco, en un reportaje, preguntamos a un grupo de jóvenes si la pornografía inducía a comportamientos violentos y nos dijeron que sí, que hay chicos que piden a las chicas hacer cosas que han visto en el porno y que en la vida real son bastante fuertes.

Miedo es la palabra. ¿O qué es lo que provoca leer que dos policías se libran de la cárcel por violar a una chica de 18 años a cambio de un curso de educación sexual y de comprometerse a no violar a nadie más? ¿O que también se libre un jornalero por violar a una trabajadora? Que hubo acuerdo con la víctima en ambos casos... ¿y qué hay de la obligación de la fiscalía para que no se extinga la acción penal? ¿Y quién asegura que las víctimas no han recibido ninguna presión ni amenaza ni llegan a acuerdos para evitar pasar otra vez en el juicio por el mismo trance? Miedo es tener que hacerse cualquiera de estas preguntas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad