Tribunales

Las fuerzas de seguridad investigan más de 260 denuncias por pinchazos a jóvenes en zonas de ocio nocturno

En todos los casos los informes toxicológicos han dado negativo, según la Guardia Civil y la Policía Nacional, ni se ha detectado algún delito posterior a la agresión. Aún no hay detenidos y las fuerzas de seguridad no han podido elaborar una tipología sobre estos sucesos, pero desvinculan los pinchazos del problema de la sumisión química

El pinchazo es un método habitual de sumisión química. / Motortion

Madrid

Los distintos cuerpos de las fuerzas de seguridad del Estado han actualizado el número de denuncias presentadas por supuestos pinchazos recibidos por parte de jóvenes, casi todas mujeres, en zonas de ocio nocturno, y estas han experimentado un incremento en los últimos días. Si hace poco más de una semana, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, afirmaba que ya se investigaban alrededor de 60 casos, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional tienen constancia ahora de un total de 203 denuncias, en el periodo comprendido entre el 3 de julio y el 10 de agosto, según fuentes del Ministerio del Interior.

Más información

A esta cifra hay que añadir al menos 59 casos más denunciados a las policías autonómicas de Cataluña, donde los Mossos d’Esquadra tienen registrados 23 sucesos; otras 20 denuncias contabilizadas por la Policía Foral de Navarra (sobre todo en las fiestas de San Fermín pero también en las de Estella y Bera); y 16 más por la Ertzaintza en el País Vasco, según datos recopilados por la red de emisoras de la Cadena SER. En Euskadi, además de las 16 denuncias confirmadas, hay varios casos más que investiga la policía autonómica, acontecidos en las fiestas de Donosti y Getxo.

En todos los casos registrados por el Ministerio del Interior ha sido confirmada la existencia de la evidencia física del pinchazo, en forma de una pequeña herida o lesión, pero en ninguno de ellos hay rastro de inoculación de sustancia química alguna al haber dado negativo todos los informes toxicológicos practicados, según las mismas fuentes.

Tampoco ha sido denunciado ni existen indicios de que haya tenido lugar algún delito posterior al del propio pinchazo, ya sea una agresión sexual, robo o cualquier otro.

La Policía Nacional y la Guardia Civil aún no han elaborado una tipología sobre este fenómeno, porque todavía no hay supuestos autores detenidos, pero están convencidos, según Interior, de que hay que desvincular el problema de los pinchazos a jóvenes de la sumisión química. A su juicio, obedecen a causas y motivaciones distintas.

Hasta el momento, solo ha trascendido un caso de identificación de uno de los supuestos autores de pinchazos a chicas en zonas de ocio. Se trata de un joven que pinchó a una mujer en la pierna en la localidad tarraconense de La Ràpita. Como en el resto de denuncias presentadas, la víctima dio negativo en las pruebas toxicológicas. El caso está siendo investigado por los Mossos y aunque el supuesto autor ha sido identificado, no ha sido detenido ni imputado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad