Hoy por HoyLa entrevista
Política

Irene Montero: "Con esa violencia política no van a conseguir frenar la lucha feminista, que es lo que quieren"

Àngels Barceló entrevista a la ministra de Igualdad tras los insultos personales que recibió este jueves en sede parlamentaria: "Tenemos que afrontar como sociedad el hecho de que a las mujeres jóvenes feministas se nos agreda por el hecho de hacer política", sentencia

La reacción Irene Montero tras el ataque de Vox

La reacción Irene Montero tras el ataque de Vox

07:32

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1669279783_902_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Este miércoles se sobrepasó —una vez más— una línea roja en el Congreso. La diputada de Vox Carla Toscano subió al estrado a criticar la ley del solo sí es sí y la posible reducción de algunas penas a agresores sexuales que puede conllevar. Tras defender a los jueces, pasó a los insultos personales hacia la ministra de Igualdad, Irene Montero: "Ha osado insultar a toda la judicatura. Hay que tenerla de cemento armado para insultar a profesionales que se han pasado años de su vida estudiando derecho y una oposición cuando el único mérito que tiene usted es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias", sentenció.

Vox a Irene Montero en el Congreso: &quot;Su mérito es haber estudiado en profundidad a Iglesias&quot;

Tras esas palabras, el presidente del Pleno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, exigió retirar del diario de sesiones el insulto pero la propia Irene Montero pidió que no se hiciera: "Quiero solicitar que se incorpore al diario de sesiones la violencia política que se está ejerciendo en este momento en la sede de la soberanía popular, para que no se borre, para que después de mí, no venga ninguna, para que todo el mundo pueda recordar la violencia política y quienes la ejercen y también para que se pueda ver que las feministas y las demócratas somos más y le vamos a parar los pies a esta banda de fascistas con más derechos". Toda la bancada de la izquierda ovacionó a la ministra —visiblemente emocionada— durante más de dos minutos.

Emocionada y muy rabiosa

Tras lo ocurrido, este jueves Àngels Barceló ha entrevistado a Irene Montero en Hoy por Hoy. La ministra dice estar "bien" pero "preocupada" por el nivel de la violencia política en nuestro país. Por otro lado, se siente "agradecida y arropada" por el nivel de apoyo y por la respuesta tan contundente de la mayoría feminista y democrática en el Congreso, aunque reconoce que estaba "emocionada y muy rabiosa" ese nivel de violencia: "Somos más y les tenemos que demostrar que no van a conseguir con esa violencia política frenar la lucha feminista, que es lo que quieren, que a las que estamos en primera línea, no nos merezca la pena seguir".

La gota que colmó el vaso

Esta misma semana, Montero también fue el blanco de otro insulto parecido también en sede de soberanía popular, en este caso, de Aragón. La concejala de Ciudadanos y responsable del área de Economía e Innovación de Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, criticó duramente la ley del solo sí es sí y también acabó con un ataque machista hacia la ministra al decir que "está donde está porque la ha fecundado un macho alfa". Tras la reprobación de su propio partido, Herrarte acabó disculpándose horas más tarde.

Montero destaca que este miércoles se sobrepasó un límite pero que "durante muchos días antes, había muchas personas que lo estaban rozando". Incide en que esa violencia política lleva viviéndola durante más de una semana, "incluso desde sectores progresistas". Se ha llegado a escuchar en sede parlamentaria que las feministas son "inútiles" o que "no tienen criterio propio para decidir" y, sobre ese caldo de cultivo, la ministra considera que, "cuando se está rozando un límite, los que ejercen esa violencia política se creen con autoridad y cierta impunidad para sobrepasar ese límite". Como política a ese nivel, entiende el nivel de crítica al que está sometida pero apunta a "campañas de destrucción personal" para que a las mujeres y a las feministas no les merezca la pena "hacer política y abandonen la lucha feminista y para deslegitimar la lucha feminista".

Por todo ello, Irene Montero subraya la importancia de señalar esa violencia política porque considera que "no cabe la equidistancia con un problema que es político" y repasa los casos de compañeras que también lucharon por los derechos de las mujeres y que también sufrieron descalificaciones de todo tipo, como Leire Pajín o la anterior ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que actualmente está viviendo fuera de España: "Tenemos que afrontar como sociedad el hecho de que a las mujeres jóvenes feministas se nos agreda por el hecho de hacer política", pide la ministra.

Cómo combatir la mentira

Además de los insultos, la mentira es otra de las rémoras que lastra la democracia actual: "La mentira y el odio son estrategias que utiliza la derecha y la ultraderecha para dejar claro que este es su cortijo y que solo ellos pueden estar en las instituciones", asegura Montero. Para combatirlas, propone actuar en dos frentes: por un lado, actuar con "determinación y valentía" a la hora de avanzar en derechos "para que sepan que con esas estrategias nunca van a poner ocupar los puestos de poder" y, por otro, que los poderes mediáticos no dejen pasar esas mentiras, "que las señalen y defiendan los derechos humanos, sin caer en la cultura de la cancelación, pero con un compromiso firme de no legitimar las mentiras".

Vox y la viva imagen de la indecencia | La firma de Àngels Barceló

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad