Sociedad

Así será la ola de frío polar y nieve que "nos va a recordar" dónde estamos, según la AEMET

Las temperaturas bajarán, de forma generalizada, a partir del domingo y volverán a descender a mediados de semana

Un hombre pasea a su perro sobre la nieve en Pamplona. / Getty

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha alertado de la llegada de un episodio de frío y nieve que "nos recordará que estamos en invierno". "Tenemos por delante un fin de semana todavía con tiempo estable, a la espera de los cambios que se producirán a partir del domingo con la llegada de una masa de aire marítimo polar que hará bajar las temperaturas en buena parte del país", explica el portavoz de la institución, Rubén del Campo. Además, se esperan lluvias y nevadas, sobre todo en el tercio norte de la Península, donde serán abundantes.

Más información

Durante el viernes y el sábado predominará, todavía, el tiempo anticiclónico estable, aunque el paso de sistemas frontales afectará a Galicia y las comunidades cantábricas, dando lugar a cielos nubosos y algunas lluvias, más abundantes en el oeste de Galicia. En el resto del país, se esperan cielos poco nubosos, aunque en el interior peninsular se formarán abundantes y densos bancos de niebla matinales que reducirán la visibilidad.

Las temperaturas no variarán demasiado, con ligeras subidas en general hacia hacia el sábado. Habrá heladas nocturnas en zonas de montaña y del interior oriental peninsular, mientras que en las horas centrales del día habrá un ambiente más suave. "Se podrán alcanzar los 18 o 20 grados, sobre todo el sábado tanto orillas del Cantábrico como del Mediterráneo. En el interior peninsular, el ambiente será más fresco durante toda la jornada, con valores en las horas centrales del día que oscilarán entre los 8 y 10 grados en las capitales de Castilla y León. En el Valle del Guadalquivir se podrán alcanzar los 18 grados", apunta Del Campo.

*Si no puedes ver el mapa, haz clic aquí.

El domingo, el anticiclón se retirará hacia el Atlántico y un frente asociado a una borrasca situada en el entorno de las islas británicas barrerá la Península de oeste a este, dejando lluvias a su paso en la mitad norte. Podría llover, aunque de forma débil, en puntos del centro, mitad sur, norte de Cataluña y Baleares. En el resto del área mediterránea no parece que vayan a llegar las precipitaciones.

La cota de nieve bajará hasta unos 800 o 1.000 metros en el centro y norte de la Península. Y así, aunque no se puede descartar al ver algún copo de nieve en algunas capitales de provincia cercanas a montañas, lo cierto es que no va a coincidir la bajada de la cota de nieve con la el momento en el que va a haber mayor cantidad de precipitación.

Bajada de las temperaturas el domingo

Las temperaturas descenderán el domingo en buena parte del territorio. "Bajadas que pueden ser de hasta seis u ocho grados con respecto al día anterior en puntos de la mitad norte. Y probablemente, eso sí, el ambiente más frío a lo largo de la jornada se dará a últimas horas del día, cuando habrá heladas en zonas de montaña y también en el interior del centro y norte de la Península", señala el experto de la AEMET.

El lunes continuarán las precipitaciones en el tercio norte. Las precipitaciones, que además serán abundantes en el Cantábrico, se extenderán al resto de la mitad norte y, de forma más débil, a puntos de la zona centro y de la mitad sur, especialmente a entornos montañosos. La cota de nieve bajará ya a unos 800 o 1.000 metros e irá subiendo a lo largo de la jornada hasta unos 1500 o 1600 metros, de manera que la nieve ya se quedará este día restringida a las montañas. Por otra parte, soplarán los vientos del oeste con intensidad en amplias zonas del país.

El viento será un factor para tener en cuenta, sobre todo en zonas litorales y montañas, con una subida este día de las temperaturas en el noroeste. "En cambio, en zonas de interior bajarán las temperaturas", valora Del Campo, que agrega: "Se repetirán las heladas nocturnas en puntos del interior y en las horas centrales del día se volverán a rozar los 20 grados en la costa mediterránea. Hablaremos en general, eso sí, de temperaturas propias de esta época del año".

El martes, las precipitaciones podrían afectar, en mayor o menor medida, a casi toda la Península, excepto a las regiones mediterráneas, sin descartar eso si alguna lluvia en Baleares. Estas precipitaciones serán abundantes y persistentes en el Cantábrico. Además, bajará sustancialmente la cota de nieve, de manera que podría situarse al final de la jornada en torno a unos 700 metros en el extremo norte. "No se puede descartar que nieve no sólo en zonas de montaña, sino también en zonas llanas del noroeste, meseta norte y alto Ebro, aunque en principio serían nevadas débiles y dispersas", sostiene la AEMET.

Durante la jornada del martes, los vientos soplarán con mucha fuerza. "Vientos del noroeste en la mayor parte de nuestro país y estos vientos arrastrarán una nueva masa de aire frío que hará bajar los termómetros", explica Del Campo. El descenso de los mercurios se notará a última hora en el extremo norte penisular y se trasladará al resto del país el miércoles, día en el que girarán los vientos a la componente norte.

Nuevo descenso térmico en el ecuador de la semana

"Esa bajada de las temperaturas del miércoles, además de generalizada, es probable que sea notable en el tercio norte", pronostica Del Campo. Asimismo, se producirán lluvias abundantes en el Cantábrico y nevadas en cotas bajas, no sólo en zonas de montaña, sino en cotas bajas del tercio norte peninsular. En el resto del país, las precipitaciones serán más escasas y se darán, sobre todo, en entornos montañosos.

Durante los días siguientes, jueves y viernes, las precipitaciones quedarán acotadas al tercio norte, pero el verdadero protagonista será el frío en prácticamente todo el país, con heladas intensas y extensas que ya se producirán desde el miércoles y que podrían hacer bajar los termómetros.

"No tenemos frentes fríos, las aves no tienen por qué migrar desde Centroeuropa"

"Desde el miércoles hasta el viernes los termómetros podrían bajar de cuatro o cinco grados bajo cero en la zona oriental de las dos mesetas e incluso de los ocho o 10 bajo cero en zonas de montaña", cree Del Campo. En cuanto a las heladas, serán generalizadas en el interior peninsular. Durante las horas centrales del día también habrá un ambiente frío. En muchas capitales de provincia apenas se pasará de los cinco o siete grados, si se cumple el guion previsto.

Habrá que esperar hasta el viernes para que las temperaturas vuelvan a subir. "El próximo fin de semana ya sería más templado, menos invernal", asegura el portavoz de la AEMET.

En cuanto a Canarias, después de un fin de semana que se presenta tranquilo, sí que se intensificarán los vientos alisios a partir del domingo. "Soplarán con intensidad y arrastrarán nubes al norte de las islas de mayor relieve, con posibilidad de precipitaciones", señala Del Campo. A principios de la semana que viene, las temperaturas bajarán ligeramente en el archipiélago.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00