Fútbol

Jesús Gallego: "Vinicius tiene que cambiar de actitud, pero es la víctima. Si Raíllo y Maffeo son héroes en los colegios, apaga y vámonos"

El directo de Hora 25 Deportes, Jesús Gallego, opina sobre lo ocurrido entre Maffeo y Vinícius en el Visit Mallorca Stadium

Partiendo de la base de que el Real Madrid careció de fútbol suficiente ante el RCD Mallorca y que el equipo de Aguirre planteó ayer tácticamente el partido como le interesaba, y le salió bien, conviene hacer algunas reflexiones sobre los sucedido con Vinícius y con la actuación arbitral. No porque esta fuera responsable directa de la derrota del Real Madrid, sino por lo que supone lo acentecido para el panorama general de nuestro fútbol.

Más información

Cualquier que estuviera viendo el partido pudo advertir que Maffeo salió desde el inicio a mortificar y acosar a Vinícius. Fue un recital de roces, de toques, de burlas, de improperiores, de simulaciones y provocaciones del jugador del Mallorca. Resultó realmente deleznable, más propio de un acosador de patio de colegio que de un futbolista profesional. La actuación de Maffeo, disfrazada interesadamente por muchos de lo que llaman el otro fútbol, yo creo que mancha el esfuerzo limpio que hacen otros defensas compañeros suyos de profesión para para al rival.

Allá Maffeo si quieres pasar a la historia como un macarra, pero el fútbol no debería permitir que esa manera de comportarse en un campo sea considerada como normal. Eso no es normal. Y ahí entra la labor del árbitro, de Hernández Hernández, que después del partido confesó a Javier Herráez en el aeropuerto que había sido el partido más difícil de su vida, con lo que demostraba que estaba tan condicionado y abrumado que no se dio cuenta de lo que estaba pasando. Llegó a amonestar a la víctima, a Vinícius, cayendo en el engaño del tramposo, que había simulado una agresión, porque eso lo hizo Maffeo también.

Si los árbitros no cortan ese matonismo y si los propios futbolistas admiten que el comportamiento pendenciero forma parte del juego, vamos muy mal. Indudablemente Vinicius tiene que rectificar algunas actitudes, pero Vinicius es la víctimas. Si Maffeo es un héroe esta semana en los colegios, apaga y vámonos todos. Eso no se puede considerar normal.

Por cierto, Javier Aguirre, el técnico del Mallorca, que ayer en Carrusel Canalla dijo que hubo comportamientos de sus jugadores que no le gustaban y que no estaban bien... eso le honra, pero cuando le preguntaron si Vinicius era un provocador, dijo lo siguiente: "Yo he visto a Vinicius pedir amarillas, bailar, sacar la lengua, dirigirse a la grada... ¿Si lo interpreto como provocación? Cada uno con lo suyo. A mi no me gusta que alguien pida amarillas para el rival, que alguien baile cuando gana y no cuando pierde, pero insisto, yo soy muy mayor y a lo mejor esto está muy de moda. Quizá tengo unos códigos. Lo hace Vinicius y lo hacen otros, no es personalizar en este chico". También lo hacen sus jugadores, señor Aguirre. ¿Los del Mallorca no piden amarillas? ¿No celebran bailando un gol? ¿No sacan la lengua cuando marcan un gol? La diferencia es que a los jugadores del Mallorca, por hacer todo eso, no le hacen lo que le hicieron ayer a Vinicius. No se lo hacen, y eso no se puede hacer.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00