Hora 25Hora 25 de los Negocios
Economía y negocios

El negocio de la guerra: los dos sectores con beneficios millonarios por el conflicto entre Israel y Hamás

Javier Ruiz analiza el negocio que están haciendo los dos grandes 'ganadores' del conflicto armado entre Hamás e Israel en Gaza

El negocio de la guerra: los dos sectores con beneficios millonarios por el conflicto entre Israel y Hamás

El negocio de la guerra: los dos sectores con beneficios millonarios por el conflicto entre Israel y Hamás

Madrid

Han pasado casi dos semanas desde que el grupo terrorista Hamás hiciera una de las mayores incursiones en territorio israelí que se recuerdan. Con esto ha estallado un conflicto que ya va dejando grandes ganadores y perdedores. Del lado de los victoriosos, de momento, están las empresas de dos mercados estratégicos: el armamentístico y el petrolífero.

El mercado de las armas, en este contexto, se entiende sobre todo por el gasto que dedica Israel a mantener al Mosad, su ejército. Las partidas que se dedican al gasto militar han aumentado un 54%, sobre todo frente a la media de 1973, cuando tuvo lugar la Guerra del Yom Kippur. Israel tiene además como gran socio a Estados Unidos porque el 80% de lo que compran es a este país, el 19,8% a Alemania y el 0,2% restante a Italia. Todo apunta a unas inversiones especialmente notables en unidades de desplazamiento aéreo y proyectiles de largo alcance. Esas inversiones se han hecho con varios grandes contratos:

  • Se han comprado 75 cazabombarderos tipo F-35 a la empresa Lockheed Martin. Se trata del aparato más sofisticado de Estados Unidos. No se vendió a ningún gobierno extranjero, salvo a Israel. La venta se efectuó con el objetivo de que fuera “compatible” con las armas estadounidenses. El primer pago fue de 2.750 millones y el nuevo otros 3.000 millones de dólares, lo que deja un total de casi 6.000 millones en cazas. Además, los misiles de estos aviones han sido adquiridos por otros 544 millones más.
  • Israel ha comprado también aviones cisterna KC-46 para que los cazas puedan repostar en el aire. En total, 8 de esos aparatos se han conseguido por un valor de 2.400 millones de dólares en el año 2020. Boeing, otra de las empresas punteras en armas, ha firmado con Israel la venta de otros 4 aparatos más.
  • La última fase de esta guerra será el despliegue de tropas sobre el terreno. Israel ha comprado los helicópteros CH-53K, los que usa Washington para transportar a marines, también de Lockheed. Ha adquirido 12 en 2021 con una opción para comprar 6 más, pendientes de entrega en 2026. Son otros 3.100 millones más que se suman a otros 440 millones más en metralletas para sus corbetas.
  • Hace un gasto total de 12.234 millones sólo en tres compañías americanas: Lockheed Martin, Northrop Grumman y General Dynamics. Las tres entidades han subido como la espuma en los mercados desde que estalló el conflicto y sus ganancias se han disparado. Lockheed ha ganado 10.300 millones de dólares, es un aumento del 9%. Northrop se ha anotado otros 11.840 millones de dólares, así que los beneficios crecen un 16%. General Dynamics, la tercera gran protagonista gana un 11,5% más, que se traducen en otros 13.100 millones de dólares.

El sector del petróleo

Al sector de las armas se suma el del petróleo, vital en conflictos como este y que tiene efectos directos en la economía. El barril de Brent ya titubea alrededor de los 90 dólares y hoy de hecho ha tocado los 91, así que desde que estalló el conflicto se ha encarecido más de un 8%. Lo mismo pasa con el valor de Texas, hoy supera los 88 dólares y deja un incremento en el precio del 7,3%. Así están las empresas:

  • Empezando por Shell, desde el 5 de octubre, dos días antes de que atacara Hamás a Israel, la cotización de la empresa ha subido un 10% y ha superado los 32 euros por acción, un valor que no se veían desde el año 2018, que alcanzó también en 2014 y que ha funcionado como una barrera que no ha conseguido romper desde hace más de dos décadas.
  • Otra empresa, la americana Chevron, después de una importante corrección el día 6 de octubre, hace 2 semanas, ha subido casi un 6 y medio por ciento, hasta los 169 dólares, bastante cerca de los 185 dólares que es el máximo que ha alcanzado la compañía y que registró en noviembre de 2022, al empezar el primer invierno de la guerra de Ucrania.
  • En el caso de BP, en estas dos semanas de guerra ha subido su cotización en el mercado americano más de un 12%, aunque está lejos de sus máximos históricos
  • Repsol, empresa española, es la que menos subidas está registrando desde que comenzó la guerra en Gaza, en dos semanas ha subido un 5.9%, sus acciones cotizan en torno a los 15 euros, pero aunque está cerca de los máximos de este año, está lejos de sus máximos de 2007 cuando sus accione valían el doble.
El negocio de la guerra

El negocio de la guerra

14:32

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697736080415/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00