Sociedad

La borrasca Karlotta golpeará España con lluvias y rachas de hasta 130 km/h, pero la Aemet avisa: "Lo que llega es el otoño"

Aunque Karlotta supondrá un frenazo a las temperaturas anómalas, seguiremos lejos de un invierno normal

Karlotta trae mucho viento y agua al valle del Guadalquivir

Karlotta trae mucho viento y agua al valle del Guadalquivir

02:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1707401092_854_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activo un aviso especial por los fenómenos adversos que provocará a partir de este jueves una borrasca atlántica de gran impacto bautizada como Karlotta. Esta situación dará lugar a "un episodio de viento intenso con temporal marítimo" que afectará a litorales de toda la Península y Baleares y que durará probablemente hasta el sábado 10.

Más información

Aunque Karlotta supondrá un frenazo a las temperaturas anómalas de las últimas semanas, el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, advierte en su cuenta de X, antes Twitter, de que no será más que un paréntesis: "A partir del jueves, se acaba la primavera y llega el otoño. ¿El invierno? Quizás un poco el fin de semana y el lunes, con heladas y ambiente más frío, pero después vuelve el ambiente templado".

Cantidades importantes de agua en el valle del Guadalquivir

Por su parte, el meteorólogo de la SER, Jordi Carbó, ha destacado que además del viento va a llegar agua. "En el Mediterráneo no va a llover mucho, algo más en Cataluña, pero estas cantidades no servirán ni de lejos para paliar la sequía", señala." En cambio, en el valle del Guadalquivir caerán cantidades importantes de agua; sobre todo, en las cabeceras de los principales afluentes de ese río, en Sierra Nevada, Grazalema... donde se esperan hasta 150 litros por metro cuadrado", añade.

Tal y como señalan desde eltiempo.es, este jueves se han activado por rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora en numerosas zonas del noroeste peninsular: desde las costas de Galicia, al alto Ebro, pasando por Asturias y Cantabria. De hecho, no se descarta que en algunos de estos puntos las rachas de viento lleguen a los 120 o 130 kilómetros por hora.

Sin ir más lejos, en A Coruña se han registrado rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora y olas de hasta siete metros. Además, un par de vuelos no han podido aterrizar en Alvedro y una furgoneta ha quedado literalmente colgada en el muelle pesquero de la ciudad.

"Tampoco se quedarán cortos de viento en otras zonas como la meseta norte, los sistemas Central e Ibérico, así como en los Pirineos, donde las rachas de viento pueden oscilar entre los 80 y 90 kilómetros por hora. También se van a registrar vientos de 70 kilómetros por hora en otras zonas del sur peninsular", apunta Mario Picazo.

En cuanto a las precipitaciones, se extenderán de forma generalizada a gran parte de la mitad occidental peninsular, zona centro y el extremo norte peninsular. Se espera que sean más intensas y, sobre todo, persistentes en el oeste de Galicia, donde se pueden superar puntualmente los 80 mm en 12 horas.

Respecto a las temperaturas, las máximas tenderán a descender en el tercio oeste peninsular y presentarán pocos cambios en el resto. Las mínimas, por el contrario, ascenderán en la mitad norte.

El viernes 9, las precipitaciones se extenderán a la práctica totalidad de la Península, afectando también a Baleares, Ceuta, Melilla y el norte de las Islas Canarias. Los mayores acumulados se esperan otra vez en Galicia, pero habrá, igualmente, importantes cantidades en el cuadrante suroeste peninsular y en los Pirineos. "Las precipitaciones se espera que sean abundantes, incluso localmente fuertes y persistentes en zonas del oeste de Andalucía, Galicia, Sistema Central, Pirineos y Estrecho, y puede haber ocasionalmente alguna tormenta en Andalucía y Galicia", sostiene Cayetano Torres, portavoz de la Aemet.

Las temperaturas máximas tenderán a descender en la Península y Baleares, salvo en el oeste de Castilla y León, área cantábrica y norte de Extremadura, donde podrán subir ligeramente. En Canarias, se espera un descenso. Por otra parte, se darán heladas en los Pirineos y montañas de la mitad norte, aunque serán de forma débil. Soplará el viento fuerte del suroeste, rolando oeste y noroeste, y será fuerte en el Cantábrico, en los litorales y en el sur de Andalucía.

Menos viento y más frío a partir del sábado

La Aemet apunta al sábado como último día del episodio de inestabilidad. A partir de entonces los vientos intensos ya no serán tan generalizados, aunque todavía se pueden registrar rachas intensas en zonas del este peninsular y en las islas Baleares. "Aunque las precipitaciones irán perdiendo intensidad y tenderán a remitir, todavía se esperan en el área Cantábrica, mitad este peninsular, Ceuta, Melilla y Baleares, más probables e intensas durante la primera mitad del día", aseguran desde la Aemet.

"El sábado será un día de transición, con el viento como protagonista y con abundante nubosidad de precipitaciones generalizadas, aunque tenderá a abrirse claros progresivamente y a remitir las precipitaciones al final en gran parte de la Península y Baleares", resume Torres.

Eso sí, el frente que enviará Karlotta, abrirá la puerta a un aire mucho más frío que el de las últimas semanas, con lo cual las temperaturas serán más bajas y la sensación de ambiente otoñal se verá amplificada por el viento. Con la llegada de una masa de aire más frío, se prevé que las cotas de nieve vayan bajando. En el norte peninsular se van a quedar cerca de los 1.000 metros, mientras en el centro y sur ese valor podría rondar los 1.300 metros, según Picazo.

De cara al domingo, "un nuevo frente nos visitará, barriendo de oeste a este, afectando principalmente a la mitad occidental peninsular, que va a dejar precipitaciones abundantes en toda la Península", señala la Aemet. En Canarias, se prevén cielos nubosos, con probabilidad de precipitaciones en el norte de las islas e intervalos nubosos en aquellas más occidentales.

De acuerdo con eltiempo.es, a última hora del domingo del viento empezará a rolar del noroeste al oeste y suroeste, aportando aire menos frío. Por lo tanto, se espera que el arranque de la semana que viene llegue ya con temperaturas más suaves en muchas zonas de España.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00