Última hora

Irán denuncia explosiones en su territorio y activa las defensas aéreas: EEUU apunta a Israel como autor del ataque

SER HistoriaSER Historia
Historia

Amaro Pargo, el corsario canario

Amaro Rodríguez Felipe y Tejera Machado, más conocido por su nombre de guerra Amaro Pargo, en alusión al pez marino del Atlántico, nació el 3 de mayo de 1678 en La Laguna y murió en 1747, a la edad de 69 años

Nacho Ares (director de SER Historia) y Jesús Callejo, (cronovisor) en la tumba de Amaro Pargo / Ana Caballero

Tuvo siete hermanos, de los cuales tres fueron monjas del convento de Santa Catalina. Fue declarado noble por la Corte y sus hazañas fueron legendarias, incluido su tesoro que aparece catalogado en un manuscrito. Ejerció de capitán en varios navíos, distinguido también por sus firmes creencias religiosas y la solidaridad mostrada con los pobres. Se hizo rico como comerciante y con la patente de corso.

Su actividad comercial no se limitó a la exportación de vino, cacao y aguardiente. El tabaco también aparece citado con bastante frecuencia en las relaciones de carga que llevaba durante sus viajes. Además, la tradición oral señala el comercio de esclavos como una parte del comercio en el Caribe realizado por Amaro. Una de las personas más cercanas al propio Amaro fue durante muchos años su esclavo negro, Cristóbal Linche.

Entre las propiedades de las que se tiene constancia oficial, el inmueble más famoso en Tenerife es la Casa de Machado o Casa del Pirata, ubicada en el barrio de Machado, municipio de El Rosario y declarada como Bien de Interés Cultural. La vivienda actualmente se encuentra en un estado de ruina, fruto de los saqueos a los que ha sido sometida de forma sistemática por parte de quienes trataban de encontrar el tesoro de Amaro Pargo.

Tuvo una gran y duradera amistad con Sor María de Jesús, apodada “la Siervita”, cuyo cuerpo está momificado y se muestra cada 15 de febrero. Fue una devoción constatada en numerosas testificaciones realizadas en el proceso de beatificación de la monja, así como en el propio sarcófago en el que reposan sus restos, cerrado con tres llaves. Se dice que la monja se bilocaba y una de esas traslaciones sirvió para que Amaro salvara la vida.

En función de lo dispuesto en su testamento, Amaro murió soltero y sin descendencia, si bien las crónicas señalan que tuvo un hijo fruto de la relación que estableció con Josefina María del Valdespino en Cuba, el cual recibió dinero periódicamente, y al no ser tenido en cuenta en el testamento viajó a La Laguna a reclamar su herencia en 1760.

La lápida de mármol tiene grabado el escudo de armas de la familia Rodríguez Felipe y una calavera en la que guiña un ojo. En la exhumación que se hizo de sus restos el 15 de noviembre de 2013, gracias al apoyo financiero de la empresa francesa de videojuegos Ubisoft, se encontraron dentro de la cripta familiar de la iglesia tinerfeña de Santo Domingo de Guzmán, no solo los huesos del corsario Amaro Pargo sino también los de algunos de sus familiares junto a los de su esclavo africano Cristóbal Linche, lo cual fue toda una sorpresa y novedad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00