Internacional

Alemania, Reino Unido, Francia y otros diez países piden por carta a Israel que detenga su gran ofensiva en Rafah

La comunidad internacional continúa presionando a Netanyahu pese a que todos los intentos anteriores han resultado fallidos

Un tanque israelí en los alrededores del campo de refugiados de Yabalia, en la Franja de Gaza / ATEF SAFADI (EFE)

Mientras la cifra de palestinos muertos continúa aumentando (este viernes ha superado los 35.300), Israel continúa decidido a seguir su operación militar en la Franja de Gaza y, especialmente, en el sur, en la región de Rafah, donde se hacinan más de un millón de refugiados. "Desde el jueves por la noche hasta la madrugada del viernes, la ocupación israelí lanzó una serie de ataques aéreos en el centro, norte y sur de la Franja devastada por la guerra, mientras bombardeaba simultáneamente varias zonas de Gaza", ha indicado este viernes la agencia palestina Wafa.

Ante este escenario, la comunidad internacional continúa intentando presionar al Gobierno de Netanyahu, que hasta ahora siempre ha hecho oídos sordos ante mensajes de países aliados tratando de pedirle que detenga la muerte de civiles con el argumentario de que los terroristas de Hamás se esconden entre ellos.

Más información

Así, el último gesto en este sentido ha llegado este viernes. Italia, como coordinador del G7, junto a una docena de países del arco occidental -entre ellos Francia, Alemania o Reino Unido- han enviado una carta a Israel oponiéndose a que ataque a gran escala en Rafah, en el sur de Gaza, zona del enclave que el Ejército israelí aún no ha tomado al grupo islamista Hamás. Sin embargo, Estados Unidos se ha desmarcado.

La misiva fue coordinada por el ministro de Exteriores de Italia, Antonio Tajani, como parte de la presidencia de turno del país en el G7, y en ella se reitera "la oposición a una operación militar a gran escala en Rafah", donde llegaron a estar acumuladas casi un millón y medio de gazatíes, la mayor parte desplazados, tras las masivas evacuaciones que implicó la ofensiva terrestre israelí.

Dirigida al titular de Exteriores israelí, Israel Katz, la carta fue firmada también por Alemania, Canadá, Reino Unido, Francia, Corea del Sur, Finlandia, Australia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Suecia y Países Bajos, que junto a Italia piden a Israel que aporte "un plan creíble para proteger a los civiles" que quedan en Rafah, según la información difundida este viernes por prensa local.

La misiva no fue firmada por EEUU, que lleva presionando desde hace tiempo a Israel para que evite una gran ofensiva en Rafah ante la amplia presencia de población civil en esta ciudad, que antes del inicio de la guerra el 7 de octubre tenía unos 275.000 habitantes. Según Naciones Unidas, unas 600.000 personas han abandonado Rafah en las últimas semanas por las órdenes de evacuación de Israel, que va intensificando sus ataques en este lugar que hasta hace poco era el último refugio para los palestinos.

A medida que las tropas israelíes han ido accediendo a Rafah esto también ha implicado un bloqueo al acceso de ayuda humanitaria, la cual entraba a través del paso fronterizo de esta ciudad con Egipto, lo que agrava la escasez de comida, agua, suministros básicos o combustible para la población gazatí. "Instamos al Gobierno israelí a que permita la entrada de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza por todos los cruces fronterizos pertinentes, incluido Rafah", exigieron los países firmantes de la carta, que subrayaron "la necesidad urgente de adoptar medidas" para "aumentar significativamente el flujo de ayuda" a la Franja.

Sudáfrica pide al Tribunal Internacional que exija el cese de la invasión de Rafah e Israel le acusa de aliarse con Hamás

Este jueves, el profesor sudafricano en representación de su país, Vaughan Lowe, explicó que las acciones de Israel en esta parte de la Franja de Gaza son parte de un esfuerzo bien planeado y organizado para destruir Gaza por completo. Todos los palestinos necesitan protección contra un posible genocidio y la Corte Internacional de Justicia es el organismo para ello, porque tiene el poder de ordenar medidas para pararlo.

En este sentido, el consejero africano destacó niveles catastróficos de hambre y necesidades básicas debido a las privaciones y restricciones de Israel a este tipo de productos necesarios y añadió: "Este es el último paso en la destrucción de Gaza y del pueblo palestinos. No existe ningún argumento creíble de que esta catástrofe no sea real".

Como respuesta, Israel ha señalado este viernes que hay "una guerra trágica en curso, pero no un genocidio" en Gaza, y acusó a Sudáfrica de tener "un claro motivo ulterior" al pedir un alto el fuego en la Franja porque busca, dijo Israel, "obtener ventaja militar para su aliado, Hamás, al que no desear ver derrotado".

En una intervención ante la Corte (CIJ), el agente de Israel Gilad Noam advirtió de que este tribunal, máximo órgano judicial de la ONU, "corre el peligro" de verse "involucrado en la microgestión de aspectos operacionales de un conflicto armado" si emite medidas cautelares adicionales exigiendo a Israel pasos para evitar violar la Convención sobre el Genocidio.

Así, Noam justificó que "como es el caso en todos los conflictos armados, pueden ocurrir incidentes que involucren presuntas violaciones de las normas que regulan" las hostilidades, y consideró esto una "realidad que no es única de Israel" porque "ningún Estado es infalible"

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00