Si amanece nos vamosSi amanece nos vamos
Sociedad

El poder curativo de los sueños

Raquel Marín, neurocientífica y catedrática en fisiología, nos habla sobre cómo el sueño y la creatividad están estrechamente relacionados

El poder curativo de los sueños

El poder curativo de los sueños

11:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1716871262784/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La posible relación entre el sueño y la inteligencia ha generado diversas opiniones. La creencia popular de que personas con un "súper cerebro" necesitan menos horas de sueño no tiene un respaldo científico claro. De hecho, personajes famosos como Benjamin Franklin, Thomas Edison, Leonardo Da Vinci, y Voltaire, quienes dormían poco, han sido conocidos por sus grandes logros, pero su falta de sueño podría haber tenido consecuencias para su salud.

Benjamin Franklin, quien acuñó la frase "El que pronto se acuesta y pronto se levanta es hombre saludable, rico y sabio", dormía solo cuatro horas por noche. Thomas Edison y Leonardo Da Vinci también consideraban el sueño como una pérdida de tiempo, con Edison tomando siestas energéticas cada cuatro horas. Mozart reducía su sueño nocturno a cinco horas, y Voltaire, a pesar de su escaso sueño, recurría a grandes cantidades de café para mantenerse despierto.

En el ámbito político, figuras como Margaret Thatcher y Donald Trump también han sido conocidas por dormir muy poco. Thatcher dormía cuatro horas por noche durante su mandato, aunque posteriormente desarrolló Alzheimer. Trump ha afirmado dormir solo tres horas por noche para ganar ventaja sobre sus competidores. Barack Obama, en contraste, dormía entre cinco y seis horas por noche.

Por otro lado, algunos personajes famosos han sido conocidos por necesitar más horas de sueño. Winston Churchill valoraba sus siestas de dos horas y tenía una cama en el Parlamento. Albert Einstein dormía hasta diez horas diarias.

Existen personas, denominadas "mutantes", que pueden realizar sus funciones cerebrales y corporales con pocas horas de sueño sin aparentes consecuencias negativas, pero esto es una excepción y no la norma.

El sueño también ha sido una fuente de inspiración creativa para muchos genios. A lo largo de la historia, numerosos artistas, escritores y científicos han tenido ideas trascendentales en sus sueños. Las pinturas rupestres de Lascaux podrían ser representaciones oníricas. Artistas como Salvador Dalí, Frida Kahlo, y Max Ernst han creado obras basadas en sus sueños.

En literatura, Mary Shelley y Robert Louis Stevenson soñaron con escenas que se convertirían en "Frankenstein" y "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde". Jorge Luis Borges escribió "El libro de los sueños", afirmando que "Todas las artes son acaso una forma de sueño". Cineastas como Ingmar Bergman y Federico Fellini también han plasmado sus sueños en sus películas.

Músicos como Ludwig van Beethoven, Igor Stravinsky, Billy Joel y Paul McCartney han compuesto melodías inspiradas en sus sueños, con McCartney dudando inicialmente de haber creado "Yesterday".

En la Antigua Grecia, los sueños eran considerados curativos y proféticos, utilizados para prescribir remedios o solucionar conflictos. Homero en "La Odisea" distinguía entre sueños proféticos y sueños sin sentido.

Aunque algunas personas afirman no soñar, en realidad todos sueñan cada noche. La dificultad para recordar los sueños puede superarse con técnicas específicas y práctica.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00