Ciencia y tecnología

Este molesto hábito nocturno puede ser un signo temprano de insuficiencia cardíaca e ictus

Un nuevo estudio halla una conexión entre los ronquidos nocturnos y la presión arterial alta

Un hombre roncando. / Image Source

Madrid

Más del 40% de los adultos roncan mientras duermen. Se trata de un hábito nocturno considerado molesto, especialmente para los demás cuando se comparte habitación o cama. Aunque ya era conocido que, tras de los ronquidos, puede esconderse un problema grave de salud, por su relación con la apnea, un estudio ha descubierto que una afección nocturna podría ser una señal de advertencia temprana de una hipertensión peligrosa: la presión arterial alta.

Más información

Una investigación de expertos en sueño de la Universidad de Flinders (Australia) ha descubierto que sobre todo los hombres de mediana edad con sobrepeso que roncan habitualmente por la noche tienen más probabilidades de tener presión arterial elevada e hipertensión no controlada.

El estudio, publicado en la revista Nature Digital Medicine, es el primero en utilizar múltiples tecnologías de monitoreo nocturno en el hogar durante un período prolongado para explorar la asociación entre los ronquidos y la presión arterial. "Por primera vez, podemos decir objetivamente que existe una conexión significativa entre los ronquidos nocturnos habituales y la presión arterial alta", asegura el doctor Bastien Lechat, uno de los autores del estudio.

"El 15% de los participantes en el estudio, principalmente hombres con sobrepeso, roncaban durante más del 20% de la noche en promedio y este ronquido nocturno regular está asociado con una presión arterial elevada y una hipertensión no controlada", apunta el científico. "Estos resultados destacan la importancia de tener en cuenta los ronquidos como un factor en la atención médica y el tratamiento de problemas relacionados con el sueño, especialmente en el control de la hipertensión".

Ronquidos y apnea

Es bastante habitual subestimar las consecuencias negativas para la salud de los ronquidos, por tratase de un hábito común, pero suelen ir unidos a la apnea del sueño, es decir, a dejar de respirar durante el sueño.

"El riesgo de tener hipertensión no controlada en quienes roncan regularmente era casi el doble", sostiene el profesor Danny Eckert, director de Salud del Sueño de la Universidad de Flinders. "Este riesgo casi se duplicó nuevamente en las personas que roncaban regularmente y tenían apnea del sueño en comparación con aquellas que no roncaban regularmente".

Roncar también puede ser un advertencia temprana de presión arterial alta, ya que la mala calidad del sueño debido a los ronquidos puede empeorar el riesgo de hipertensión. Esta puede provocar problemas de salud graves, como insuficiencia cardíaca, ictus, enfermedades cardíacas o renales.

El estudio utilizó datos de seguimiento del sueño recopilados por un sensor bajo el colchón para detectar ronquidos y apnea del sueño, junto con un monitor de presión arterial doméstico registrado en más de 12.000 participantes en todo el mundo durante un período de nueve meses.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00