Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Los actuales dirigentes no pueden seguir gobernando Cataluña"

Alfonso Guerra descarta trabajar para empresas privadas cuando abandone la política

Alfonso Guerra ha sido muy claro sobre la situación actual en Cataluña: "los dirigentes actuales no pueden ser gobernantes de Cataluña porque no respetan la ley" con la convocatoria del simulacro de consulta del pasado domingo. El histórico dirigente socialista lamenta además que "quién tiene la responsabilidad de dar una respuesta (Mariano Rajoy) parece que no tiene receta" y cree que "el hecho de que una representante política (Alícia Sánchez Camacho) anuncie una querella lo estropea todo".

A la hora de buscar soluciones, Guerra no rechaza cambiar la Constitución aunque dice tener "serias dudas" sobre si los partidos serán capaces de ponerse de acuerdo para cambiar la Constitución. Recuerda Guerra que en la práctica España es un estado federal y que "no cabe mucha más descentralización en un estado que ya está muy descentralizado"

"No basta con pedir perdón"

El ex vicepresidente del Gobierno cree que “no se puede culpar a una persona porque alguien a quien nombró haya hecho algo mal”. Pero sí añade que “hay una cierta responsabilidad y no basta con pedir perdón. Eso tendrá que tener alguna consecuencia y la más inmediata es la dimisión”

Tras reconocerse "preocupado" por los últimos casos de corrupción, Guerra defiende que los viajes de los diputados figuren en un registro público y recuerda que el diputado tiene garantizado el pago del viaje de Madrid a su lugar de origen.

Sobre la irrupción de Podemos en el panorama político español, cree que "ha conectado muy bien con la desesperanza de la gente, en parte por incomparecencia del resto". Guerra atribuye en parte el ascenso de la formación de Pablo Iglesias al apoyo de "determinados medios de comunicación".

"La puerta giratoria no se hizo para mí"

Guerra acaba de anunciar su retirada de la vida política, tras 35 años como diputado en el Congreso de los Diputados. A diferencia de lo que han hecho muchos de sus compañero, asegura que no piensa pasar a trabajar para empresas privadas porque "ni yo lo aceptaría ni me lo ofrecerían"

Y en el momento de su paso atrás solo lamenta una cosa: "las horas que dejé de estar en la infancia de mis hijos. Eso no me lo perdono".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?