Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

El PIB no lo mide todo

Hoy les venimos contando el programa marco de los populares, del que sacarán las promesas que harán a los españoles en las municipales y autonómicas, y está lleno de buenas intenciones

Esta mañana se publica el dato del paro registrado en el mes de marzo. Es el mes de las contrataciones de Semana Santa para el turismo. La tendencia de los últimos meses ha sido positiva y el ministro de Guindos ya avanzó que el dato será bueno. Ojalá sea así, porque aunque la mejora sea mínima, mejor eso que lo contrario, en un país con datos de paro insoportables.

Pero junto a la alegría, un recordatorio. Un recordatorio para el presidente, para Rajoy. Mañana reúne a su Junta directiva Nacional, angustiados por el batacazo en Andalucía y por los puñales que se han lanzado en público estos días de pasión el PP de Castilla La Mancha y el PP andaluz. Hoy les venimos contando el programa marco de los populares, del que sacarán las promesas que harán a los españoles en las municipales y autonómicas, y está lleno de buenas intenciones: recuperar el dinero robado, que los trabajadores puedan cuidar de sus hijos enfermos. Todo el mundo tiene derecho a la rectificación, pero ellos mismos han dejado la credibilidad de los programas electorales tan por los suelos que ahora ya nadie se los cree.

Así que ahí va el recordatorio al presidente Rajoy. Cuando prepare sus discursos de campaña, cuando arengue mañana a los suyos sobre cómo no hundirse en las elecciones, cuando nos venda todos los días, a todas horas, las grandes cifras de la macroeconomía, acuérdese presidente del famoso discurso que Robert Kennedy dio en la campaña norteamericana de 1968. Al hablar del PIB, del Producto Interior Bruto, Robert Kennedy dijo que el PIB no mide la salud de nuestros hijos, ni la calidad de su educación. Ni la belleza de nuestra poesía, ni la inteligencia de nuestros debates públicos o la integridad de nuestros gobernantes. No mide el coraje, ni la sabiduría, ni la dedicación a nuestro país. En definitiva, que lo mide todo salvo lo que hace que la vida merezca la pena.

Ya ve, presidente, qué cosas se decían en el corazón del capitalismo antes de que en los 80 los que creen que la economía son solo cifras ganaran la partida y hayan convertido en revolucionario cualquier intento de razonar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?