Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

“Mi padre fue fusilado por el Ejército marroquí. Un pastor encontró los restos”

Mahmud Salma, cuyo padre y hermano fueron asesinados en 1976, y la activista Aminatou Haidar, que fue torturada a finales de los 80, celebran el auto del juez Ruz de procesar a once militares

Bandera saharaui ondea en los campamentos de Tinduf / GETTY IMAGES

Su padre, su hermano y su primo fueron asesinados en 1976. Sus cuerpos fueron encontrados en una fosa común. Él tenía tres años. “El descubrimiento de la fosa ha sido una prueba contundente para que la querella salga adelante”, explica Mahmud Salma desde Ciudad Real antes de relatar la historia de su familia

Un pastor de la zona vio unos restos dispersos por la tierra y al acercarse constató que eran de seres humanos. Tuvo que informarlo a los beduinos y ellos, a la asociación. Y dio la casualidad de que un profesor estaba haciendo un reportaje sobre violación de derechos humanos. Y éste encargó que hicieran esas exhumaciones”, narra.

Sus hermanas le fueron contando toda la historia para que no fuera un golpe psicológico. “Cuando he ido creciendo me dijeron que había un testigo presencial que estuvo el 12 de enero de 1976, que estuvo con mi padre y otras siete personas, y que fueron fusilados por el Ejército marroquí”. “No tuvimos noticias de mi familia desde 1996 salvo que mi hermano vivía en El Aaiún, que fue detenido y luego liberado, según Marruecos”. Pero en 2010 el consejo de los derechos humanos saca otro informe que desmonta esta versión. “Fue llevado a un cuartel militar donde falleció. Fue una mentira del Gobierno de Marruecos”.

Mahmud siempre ha sido optimista. “Nunca hemos perdido la esperanza y menos en la justicia, que está por encima de muchas cosas. Hemos esperado todo este tiempo, más de 39 años, para este hecho histórico. Y lo recibimos con mucha satisfacción. Esto supone para nosotros un gran avance contra la mentira y la impunidad”.

Aminatou Haidar, en una imagen de archivo / EFE

"La justicia está por encima de los intereses"

Aminatou Haidar, querellante y testigo en la causa, celebra la decisión del juez. “Estoy muy emocionada. Ante todo quiero felicitar a Pablo Ruz y a la justicia española por su imparcialidad pese a los intentos del Gobierno para desviar el camino. La justicia está por encima de la política y los intereses. Es un paso, ojalá que sea un motivo más para la resolución que está discutiendo el Consejo de Seguridad, ojalá sea un argumento para acabar con el sufrimiento del pueblo saharui”, asegura.

La conocida activista sufrió torturas durante más de tres años. “El 21 de noviembre de 1987, cuando tenía 20 años y era muy jovencita, estaba en mi casa en El Aaiún, me sacaron, me introdujeron en un vehículo blanco, me pusieron una venda -que no me la quitaron en 3 años y siete meses- y me llevaron a un sitio desconocido”, recuerda con dolor sin querer describir las torturas. Pero Haidar sí se sienta satisfecha al ver que varios generales que fueron responsables directos de su detención han sido procesados en al auto.

Haidar vuelve este viernes a El Aaiún tras una gira americana para defender la causa. Y teme represalias. “Están muy enfadados los marroquíes, me mandaron a un hombre a un restaurante donde estaba acompañada con una abogada para provocarme e intimidarme. Estamos en la lucha y estamos dispuestos siempre. Todo puede pasar”, concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?