Últimas noticias Hemeroteca

Julián Casanova: “Aún hay mucha gente que depende más de propaganda que de educación”

Julián Casanova presenta el libro 'Cuarenta años con Franco', un balance del franquismo que se complementa con la exposición homónima en el Palacio de Montemuzo y la Casa de los Morlanes en Zaragoza

El 20 de noviembre de este año llevaremos cuarenta años años sin Franco. España, si contamos los tres años de Guerra Civil, estuvo 40 años con él. Personas que ahora están en los ochenta han vivido la mitad de sus vidas bajo un régimen dictatorial y otros cuarenta en democracia. ¿Lo hemos superado? Julián Casanova hace su balance en el libro 'Cuarenta años con Franco' en la que participan identidades como Paul Preston, Ángel Viñas, Borja Piquer, Carlos Gil Andrés, Mary Nash, José Carlos Mainer, Ignacio Martínez Mainer, Enrique Moradiellos y Agustín Sánchez Vidal. Además estos días en Zaragoza se puede ver una exposición con el mismo nombre en el Palacio de Montemuzo y en la Casa de los Morlanes.

España "ha perdido muchas cosas", afirma Casanova, pero sobre todo a partir del 45 porque hasta entonces se vivían cosas similares en toda Europa, pero el problema fue que a partir de 1945 España se quedó como uno de los pocos regímenes no democráticos. "A partir de 1945, España y Portugal siguieron una vida muy diferente que pesó como una losa en la Transición y en la cultura política."

Señala, sin embargo, que cuarenta años sin Franco son también muchos años para echar toda la culpa. Pero hay varios ámbitos en que la dictadura se nota mucho: "las memorias divididas, que arrancan de la guerra ocultando muchas veces los crímenes del franquismo"; seguimos sin saber qué hacer con mucho de los lugares de la memoria - "el valle de los Caídos sigue ahí", recuerda el historiador -y en tercer lugar subraya Casanova que "pesa mucho la cultura de la derecha". "La derecha española, al contrario que las derechas que emergieron de las sociedades derrotadas de los fascismos, nunca ha tenido una mirada libre al pasado".

También destaca el autor el problema del peso que tuvo la educación franquista: "costó muchísimo introducir la historia del siglo XX en las escuelas y hay mucha gente que depende más de propaganda y recuerdos familiares que de educación".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?