Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

35 Años con la Dama de Cádiz

El 26 de septiembre de 1980, el arqueólogo Ramón Corzo descubrió en la calle Ruíz de Alda de Cádiz, el sarcófago púnico de una mujer. Treinta y cinco años después de aquel momento en SER Historia recordamos lo que supuso para la historia de la Arqueología el hallazgo de la conocida como Dama de Cádiz.

Más allá de las columnas de Hércules, donde Platón ubicaba la mítica Atlántida, se encontraba la antigua Gádir, una ciudad comercial fundada por los fenicios en el siglo VIII antes de nuestra era. Este pueblo intercambiaba todo tipo de objetor venidos de los lugares más lejanos del Próximo Oriente por la apreciada plata de Tartessos expandiendo sus misterios por todo el orbe mediterráneo.

A pesar de la sofisticación del mundo fenicio, descubridor del tinte secreto que conseguía la preciada púrpura, un denso velo ha hecho que sus santuarios en Gadir hayan desaparecido por completo. No queda nada del templo de Melkart en la isla de Sancti Petri, o del santuario de Astarté, ubicado hace casi 2.500 años bajo la Torre Tavira de la capital gaditana. Solo conservamos unas pocas necrópolis y los ricos sarcófagos de sus dueños.

Los sarcófagos púnico gaditanos

Sin embargo, algunos destellos de ese glorioso pasado han podido vencer al paso del tiempo. En 1887, en la necrópolis de Punta de Vaca, bajo un pequeño cerro hoy hundido bajo los astilleros de Cádiz, apareció un espectacular sarcófago antropoide del siglo V antes de nuestra era con la imagen de un hombre barbado esculpido en la tapa.

Y hubo que esperar casi un siglo, al 26 de septiembre de 1980, para encontrar "la pareja". Ramón Corzo, hoy catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla, dirigió las prospecciones durante los trabajos de edificación de un bloque de pisos que se iba a construir justo encima de la antigua casa de Pelayo Quintero, el arqueólogo que siguió la pista del sarcófago antropoide masculino, buscando casi obsesivamente su pareja.

A última hora de la mañana del viernes 26 de septiembre, la excavadora que trabajaba en el solar se topó con un agujero. El operador de la máquina se bajó e introdujo la mano en él. Al sacarla tenía ante sí los restos de un cráneo.

Viendo la hora que era, los trabajos se pararon. Se tapó el agujero y el lunes siguiente, día 29, se procedió a la excavación del lugar. Solo entonces se tuvo conocimiento del valor del hallazgo. Allí estaba el sarcófago de mujer, la Dama de Cádiz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?