Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

¿En qué momento decidieron algunos tirar sus placenteras vidas?

José María Izquierdo fija su ojo sobre los casos de corrupción en España

Un vistazo a los juzgados y cuesta salir del estado de perplejidad. Ayer le tocó el turno de las miserias al ex president Jordi Pujol, ilustre ciudadano que lo ha sido todo en política, símbolo durante décadas de los anhelos de un pueblo que le adoraba, médico y adinerado, que incluso podía incluir en su abultado currículo de defensor de las libertades sus años de cárcel bajo la dictadura franquista. Pues ahí está, a sus 85 años, abriendo en canal su vida para justificar unos cuantos fajos de billetes.

¿Y qué me dicen de Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia, sexto lugar en la línea de sucesión al trono, licenciada en Ciencias Políticas y con un magnífico empleo de coordinadora de programas de cooperación internacional para el Tercer Mundo en la Fundación de la Caixa? O de Iñaki Urdangarín, afamado balonmanista olímpico y diplomado en Empresariales por la Universidad de Barcelona. ¿Dónde se perdieron todos ellos? ¿En qué momento decidieron tirar sus placenteras vidas por el barranco?

Lo que sí sabemos es el pozo negro desde donde habla ese estrafalario ministro del Interior que afirma tener ángeles custodios, y a pesar de ello se le permite seguir en el Gobierno. Es, exactamente, el mismo pozo desde el que Rajoy acusó a Zapatero de traicionar a los muertos: el de la ignominia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?