Lunes, 28 de Septiembre de 2020

Otras localidades

El ojo izquierdo

La vergüenza antidemocrática de prohibir las esteladas

Son tan totalitarios en el fondo de su alma, que en cuanto tienen poder les sale el pelo de la dehesa ideológico que les impulsa, genéticamente, a prohibir

Creen algunos ingenuos que los logros democráticos, tal que la libertad de expresión, son una conquista tan grabada ya en nuestra piel, Constitución incluida, que ningún Gobierno se atrevería ni siquiera a rozarlos. Suposición falsa, desgraciadamente, porque aquí tenemos a este PP, y sus voceros mediáticos, vergonzantes impulsores de la algarabía reaccionaria, dispuestos a acabar con ellos. Son tan totalitarios en el fondo de su alma, que en cuanto tienen poder les sale el pelo de la dehesa ideológico que les impulsa, genéticamente, a prohibir. Nada les gusta tanto como prohibir, prohibir y prohibir.

José María Izquierdo

Capitaneados por un ministro del Interior oscurantista y milagrero, autor de una ley conocida por todos como ley mordaza, auténtica vergüenza para un gobierno en democracia, pretenden criminalizar actitudes que nunca, jamás, podrán ser consideradas como delitos en una sociedad libre del siglo XXI. ¿De verdad que no se puede mostrar una bandera determinada en un campo de fútbol? ¿Qué es eso de prohibir la estelada, signifique políticamente lo que signifique? ¿Ordenará el ministro a los policías que detengan y sepulten en los calabozos a quienes las exhiban, como hacía el franquismo con las ikurriñas o las banderas rojas de hoz y martillo? Y ya calientes, ¿allanarán las casas de Cataluña y arrancarán de los balcones las perversas esteladas?

¿Pero en qué país y en qué siglo se cree este Gobierno que vive?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?