Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

El PSOE camina hacia la abstención

La Gestora apura los últimos días para tratar que el debate llegue lo más maduro posible al Comité Federal. La nueva mayoría del PSOE da por hecho que se conseguirá una mayoría suficiente para evitar las terceras elecciones. Varios diputados, afines a Pedro Sánchez, han asegurado que romperán la disciplina de voto si el partido vira hacia la abstención

El presidente del Principado y de la gestora del PSOE, Javier Fernández, atiende a los medios de comunicación / ()

Quedan siete días para la celebración del Comité Federal en el que los socialistas tendrán que decidir si apuestan por la abstención o por unas nuevas elecciones. Fuentes de la nueva mayoría del PSOE, en la que se encuentran las federaciones más importantes del partido, que provocaron la caída de Pedro Sánchez, cuentan con que en esa votación se conseguirá el apoyo suficiente para facilitar un gobierno de Mariano Rajoy y evitar así las terceras elecciones. Desde su constitución, la Gestora ha estado trabajando para que el debate llegue lo más maduro posible. Van a exprimir los próximos días para trabajar con todas las federaciones y que el diálogo interno se produzca antes de la cita del domingo, para evitar la imagen de otro Comité Federal interminable y con duros enfrentamientos, como ocurrió hace dos semanas.

Los socialistas son conscientes de que hay muchos miembros que todavía están barruntando su voto, pero hay quienes ya han dejado clara su postura. En el 'no es no' a Mariano Rajoy siguen enrocados, además del PSC, la federación balear que lidera Francina Armengol. "Somos un partido de izquierdas, que pidió el voto para conseguir un cambio en España, y eso no pasa porque gobierne Mariano Rajoy", dijo el pasado miércoles en 'Hora 25' la presidenta de Baleares. Además, Armengol volvió a apostar porque sea la militancia del PSOE la que decida qué dirección deben tomar. "Seguir votando ese no a Rajoy es muy ideológico, es un mensaje político muy de fondo, pero eso yo creo que eso lo debe decidir la militancia del PSOE", aseguró en los micrófonos de la Cadena SER.

También siguen sin moverse del no diputados fieles a Pedro Sánchez como la diputada aragonesa Susana Sumelzo, exmiembro de su ejecutiva, que ha reconocido que romperá la disciplina de voto en el caso de que su grupo se mueva hacia la abstención. "No me abstendré y no facilitaré con mi voto un gobierno del Partido Popular, aunque lo ordene el Comité Federal", afirmó tras el discurso del presidente de Aragón, Javier Lambán, en el debate sobre el estado de la Comunidad.

Otra de las diputadas que han mantenido un apoyo férreo a la postura del anterior secretario general es Margarita Robles, la que fuera número 2 de Pedro Sánchez en la lista por Madrid. La magistrada apostó el pasado martes en 'Hora 25' por "ser coherente". "Si cambias de criterio, tienes que explicarlo. Se puede cambiar de criterio, se puede motivar, pero las razones deben ser de peso. (...) Esto no es una película de los hermanos Marx 'estos son mis principios, si no le gustan tengo otros", afirmó Robles, que reconoció que esperará a ver qué decide el Comité Federal.

Distintas fuentes del PSOE aseguran que hay integrantes de distintas federaciones, algunas cercanas a Pedro Sánchez, que se están resituando del 'no' a la abstención. Mientras, desde la Gestora tratan de desvincularse de esa decisión y no quieren posicionarse. "La abstención, el no o el sí. Nosotros no nos vamos a 'mojar' con ninguna posición", aseguró el portavoz Mario Jiménez, que pidió que el debate se produzca con "serenidad y naturalidad". Jiménez afirmó que la Gestora está trabajando para que el Comité Federal se celebre "en las mejores condiciones posibles" y negó que se pueda producir una ruptura en la disciplina de voto. "Entiendo que eso no va a ocurrir. Todos asumimos lo que decide la mayoría. Quien no acepte eso, no estaría aceptando la propia esencia de la democracia", sentenció.

Fuentes del PSOE admiten que, para evitar la imagen de ruptura en el grupo parlamentario, se opte por una abstención 'técnica'. Es decir, que solo sean once diputados del grupo socialista los que faciliten la investidura de Mariano Rajoy y que el resto se mantengan en el voto negativo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?