Últimas noticias Hemeroteca

Francisco Luzón: "Es muy duro no poder hablar ni oír mi propia voz"

  • El exbanquero, diagnosticado de ELA, ha creado una fundación para potenciar la investigación de la enfermedad
  • "Si no entendemos que la medicina es global, el sectarismo impedirá que la cura se halle rápido"

Francisco Luzón, diagnosticado de ELA que ha creado una fundación para potenciar la investigación de la enfermedad. /

La ELA afecta en España aproximadamente a cuatro mil personas. Principalmente a adultos entre los cuarenta y setenta años, aunque hay casos descritos en personas más jóvenes. Se estima que cada año se diagnostican casi unos novecientos nuevos casos. No tiene cura ni existe aún tratamiento probado contra ella. Este lunes queremos conocer de primera mano la realidad de los que padecen esta enfermedad y la de sus familias a través de Francisco Luzón, economista y profesional de la banca retirado que llegó a ser mano derecha de Emilio Botín.

Luzón ha decidido hacer público que padece Esclerosis Lateral Amiotrófica, de la que comenzó a sentir los primeros síntomas diez meses después de jubilarse en octubre de 2013. "Tardaron doce meses en diagnosticármela. Poco a poco fui asumiendo que podía ocurrir", ha señalado. Luzón se implicó desde el primer momento y ha decidido crear una fundación con su nombre con el objetivo de visibilizar la realidad de esta enfermedad y luchar para mejorar la inversión en investigación.

"Es muy duro no poder hablar ni oír mi propia voz", ha confesado Luzón, porque se ha considerado siempre un buen comunicador. Ahora lo suple con un aparato que reproduce sus palabras y con comunicación no verbal, a través de sus ojos, sus gestos y su sonrisa. Pero no le falta positividad y se ha recorrido España para trazar un retrato de la enfermedad a través de su fundación.

"A corto plazo el objetivo es ayudar a los enfermos y a las familias. Y a medio plazo impulsar la investigación", ha asegurado el exbanquero, que se queja de la falta de inversión en este campo. Y para ello apuesta por una fórmula mixta: "Ese es mi gran objetivo, unir esfuerzos públicos y privados".

Luzón cree que no puede pasar más tiempo sin inversiones, porque el número de diagnósticos crece cada año. Y para ello opina que se tiene que cambiar la estructura de la sanidad pública española: "Hay que situar al enfermo en el centro de la medicina y no al médico ni a los gerentes de los hospitales". El exbanquero ha afirmado que es necesario también acabar con el sectarismo, porque "si no entendemos que la medicina es global, el sectarismo impedirá que la cura se halle rápido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?