Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 22 de Agosto de 2019

Otras localidades

Cinco películas que desafiaron a Franco

Directores como Carlos Saura, Luis García Berlanga o Juan Antonio Bardem realizaron grandes obras fílmicas que cuestionaron el régimen franquista y aquí las repasamos:

Fotograma de Viridiana, de Luis Buñuel /

1.- La Caza, Carlos Saura (1966)

Una de las obras maestras de la carrera de Saura y del cine español, La Caza sorteó la censura a pesar de su crítica a la sociedad franquista. Protagonizada por Emilio Gutiérrez Caba, la cinta cuenta con un característico paisaje donde un grupo de amigos van a pasar un día al campo a cazar. Allí se desatan todos los rencores latentes en sus relaciones, rencores y referencias que hablaban de algo más que de unos amigos. Por ejemplo, de España del pelotazo, una sexual perturbada o la dificultad de ser amigos con el paso de los años. 

2.- Viridiana, Luis Buñuel (1961)

Año 61, con el Franquismo interesado en mostrar una imagen aperturista y menos siniestra en la esfera internacional. Es entonces cuando logran que Buñuel ruede en España Viridiana, una película deseada y temida, a partes iguales. Los censores aprobaron el guion, salvo algunas escenas que consideraron subidas de tono. Silvia Pinal era una novicia que abandonaba el convento para visitar a su tío, que intenta seducirla. A su vez está la rebelión de los criados y esa imagen simulando la Santa Cena. Solo cuando Viridiana ganó La Palma de Oro en Cannes y L'Obsservatore Romano, diario oficial de el Vaticano, la calificó de blasfema, las autoridades franquistas se dieron cuenta de su error. La censura franquista ordenó la destrucción de la cinta, pero la actriz logró guardar una copia, que en España solo se pudo ver 17 años después, ya sin Franco.

3.- Muerte de un ciclista, Juan Antonio Bardem (1955)

La cinta, protagonizada por Lucía Bosé, recibió la calificación de "gravemente peligrosa" por contar la historia secreta de amor de una joven de la burguesía madrileña y su profesor universitario que atropellan a un ciclista y temen ser descubiertos. Muerte de un ciclista se convirtió en una de las cintas de referencia del entonces denominado "cine político"; por eso, la censura intervino cambiando el final: la protagonista debía morir para expiar sus culpas. La conciencia de clase, la hipocresía de la sociedad, el tráfico de influencias o los conflictos económicos de los años cincuenta son los temas que cuestionaba esta cinta.

4.- El Verdugo, Luis García Berlanga (1963)

Otra prueba más de la torpeza de los censores franquistas nos la da El Verdugo, una de las obras maestras de Berlanga, a quién tanto echamos de menos en momentos como el actual. Obsesionados con el cuerpo de la mujer, el sexo y Dios, no vieron que El Verdugo no es una película sobre la pena de muerte; sino sobre la libertad de las personas en situaciones extremas, como el régimen dictatorial en el que España. La censura no descubrió la ácida crítica al modo de vida y las rancias costumbres a pesar de la ridiculización berlanguiana.

5.- El crimen de Cuenca, Pilar Miró (1979)

Terminamos con El crimen de Cuenca, polémica película de Pilar Miró, estrenada ya con Franco muerto y con la transición en marcha y Adolfo Suárez en la presidencia; sin embargo, no se libró de la censura. Basada en hechos reales, las torturas de la Guardia Civil a un pastor de un municipio conquense, el entonces ministro de Cultura, Ricardo de la Cierva, llevó la cinta a los tribunales por considerar que atentaba contra la Benemérita. Dos años después, el Tribunal Supremo autorizó la película.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?