Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

80 años del bombardeo sobre Durango, más cruento que el de Gernika

336 vecinos murieron por los ataques de tres aviones de guerra italianos

Imagen de varios hombres rescatando un cuerpo de los escombros que dejó el bombardeo en Durango. /

Este jueves se cumplen 80 años de los bombardeos de Durango. 336 vecinos murieron por los ataques de los tres bombarderos italianos. La agrupación cultural Gerediaga ha identificado a los pilotos y las tripulaciones de los tres aviones que masacraron la localidad gracias a la labor de Jon Irazábal, un historiador de la agrupación que comenzó la investigación en 1984. El Ayuntamiento está preparando ahora una querella criminal contra esos aviadores por crímenes de lesa humanidad.

"Hace varios meses el ayuntamiento nos pidió un último esfuerzo para descubrir la identidad de los responsables de los bombardeos", ha explicado Irazábal. El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado una querella similar y dos de los aviadores siguen vivos, por lo que en Durango no pierden la esperanza, aunque de momento no saben nada sobre ellos: "Si hay alguno vivo rondará los 100 años".

Irazábal no sólo ha encontrado los nombres naturales de 44 de los 45 pilotos que parciparon, también ha logrado conocer el alias de todos ellos, el apodo con el que se reconocían unos a otros en el terreno militar: "Los alias se utilizaban para ocultar las intervenciones en apoyo a Franco, ya que Italia no participaba oficialmente en la Guerra Civil Española".

En Durango se produjeron tres bombardeos. El ataque fue el primero a núcleo urbano civil y fue uno de los más terribles del conflicto bélico español. El ataque se realizó en tres momentos a lo largo del día. El primero de ellos fue a las ocho de la mañana, cuando "muchas de las víctimas estaban asistiendo a misa y no tuvieron ninguna oportunidad". El segundo fue al comenzar la tarde, en la estación, que en este caso sí era un objetivo militar. El tercero fue a última hora, de nuevo en el caso viejo del municipio.

El ataque fue efectuado por cuatro aviones Savoia, que despegaron en la madrugada del 31 de marzo de 1937 del aeródromo de Soria cargados, cada uno de ellos, con veinte bombas de 50 kilos y cuatro bombas incendiarias de 20 kilos. "Afortunadamente uno tuvo que regresar a la base porque sufrió una avería en el vuelo", ha detallado Irazábal. Los tres aviones que continuaron el vuelo fueron escoltados desde Logroño por nueve cazas, que ametrallaron a la población cuando los aviones terminaron el bombardeo. Menos de un mes después se produjo el ataque contra Gernika.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?