Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

El gym y el ñam

¿Ayuda contar los pasos que damos con una App?

¿Ayuda contar los pasos que damos con una App?

Getty Images

Son una moda saludable. Medir la actividad física es algo que poco a poco empieza a instaurarse en la sociedad. Lo curioso es que parece algo nuevo, pero no lo es. Cuantificar la actividad física midiendo el número de pasos es algo que se planteó a mediados del siglo pasado. En 1960 se sugirió por primera vez esta posibilidad. En 1995, con la entrada en el mercado de los primeros podómetros digitales de tamaño y precisión aceptable, aumentó considerablemente su utilización pero fue a partir de 2010 cuando terminó de despegar con la aparición de una ingente cantidad de medidores de la actividad física en forma de pulseras, relojes o aplicaciones para los smartphones.

La venta de dispositivos va en aumento. En julio de 2016 Amazon ofrecía 130 modelos diferentes de medidores de actividad física. El problema, como tantas veces, es la falta de una normativa que garantice una mínima fiabilidad, algo en lo que ya están trabajando organizaciones como la CTA (Consumer Technology Association). En 2016 se llevó a cabo la primera cumbre internacional con el objetivo de fijar los estándares que deberán regir el futuro de este tipo de marcas y productos.

Prevención de enfermedades

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece un mínimo de 10.000 pasos diarios, al igual que la American Heart Association (AHA). Pero… ¿por qué es saludable contar pasos? Aquí van los cinco motivos que responden a esta pregunta:

  1. Existe una relación inversamente proporcional entre número de pasos e índice de masa corporal (IMC). A mayor número de pasos diarios menos IMC. Aunque el IMC es una variable cada vez menos utilizada sirve para relacionar número de pasos y peso corporal.
  2. Un estudio con 2.700 individuos documentó que quienes contabilizaban más de 5000 pasos diarios tenían menos probabilidades de desarrollar un síndrome metabólico (obesidad, hipertensión arterial y diabetes). Además, quienes alcanzaban los 12.500 tenían menor riesgo cardiometabólico.
  3. Otro estudio con 1.446 personas observó que, cada 1000 pasos diarios, disminuía un 10% las probabilidades de desarrollar un síndrome metabólico.
  4. Con 2619 hombres y mujeres de entre 40 y 64 años se observó una relación inversamente proporcional entre el número de pasos diarios y los factores de riesgo cardiometabólico. También quienes andaban más de 5000 pasos diarios tenían menor riesgo de sufrir obesidad e hipertensión arterial (Bassett, D.R., Toth, L.P., LaMunion, S.R. et al. 2016).

 

*Sara Tabares es entrenador personal en Valencia y directora de Perfoma Entrenadores Personales.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?