Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

Y de repente, la política

A la parálisis catalana, con Puigdemont secuestrando cualquier movimiento, se une por vasos comunicantes la parálisis de la política nacional

Dedetengámonos en un acuerdo político que nos sirve de ejemplo para reivindicar la política como única salida a nuestros problemas como país. Sevilla. El alcalde socialista, Juan Espadas, quien gobierna en minoría, ha sacado adelante los presupuestos municipales, de casi 1.000 millones de euros, con Ciudadanos y el PP. Y lo ha hecho transaccionando. Cediendo en algunas parcelas e incorporando otras demandas de la oposición. Negociación y pacto.

El acuerdo incluye desde bajadas de impuestos, planes de estímulos para la vivienda o el pequeño comercio. En Sevilla los grupos han hecho un ejercicio de responsabilidad política y la ciudad tendrá unos presupuestos muy compartidos, además del valor moral del propio acuerdo político. Solo se ha quedado fuera IU y Participa Sevilla, la marca local de Podemos. Pese a que el alcalde les había concedido importantes peticiones para incorporarlos al acuerdo, la asamblea local lo tumbó. En cualquier caso, es un éxito político del alcalde y de la oposición.

Obviamente unos presupuestos generales del Estado son otra cosa, pero la praxis política como única herramienta posible es irrebatible.

A la batalla ya en campo abierto de PP y Ciudadanos se une un PSOE cuya estrategia desconocemos y la posición refractaria de Podemos a los acuerdos. El PP ha perdido fuerza e impulso político en favor de Ciudadanos, triunfante y calculador tras su éxito en Cataluña. Y el PNV no va a facilitar los presupuestos con el 155 vigente. Y esto solo empeorará si desde Madrid se trastoca la inmersión linguística en Cataluña.

La política nacional es hoy de una baja calidad alarmante. Faltan liderazgos y proyectos de país. Sería difícil detallar hoy cuál es el plan que tiene cada uno de los grandes partidos para España. No se avanza en nada. Debe ser porque no hay asuntos clave abiertos en canal, sea Cataluña, la financiación autonómica, el futuro de las pensiones o nuestro papel en la escena internacional. La sensación de años perdidos es irreparable. Y el PP, que es quien tiene la responsabilidad más importante, ya solo piensa en prorrogar presupuestos para aguantar la legislatura y en fijar sus posiciones ante su militancia como antídoto contra Ciudadanos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?