Últimas noticias Hemeroteca

¿Qué pasa en Venezuela tras estos reconocimientos internacionales?

Al octavo día, España ha reconocido a Guaidó y con el gobierno de Sánchez otros 19 países de la UE. ¿Qué consecuencias tiene esta decisión? ¿Cómo afecta a las embajadas o a la comunidad española que reside allí?

¿Qué pasa en Venezuela tras estos reconocimientos internacionales? / ()

Al octavo día, España ha reconocido a Juan Guaidó. Era lo que anunció el presidente del Gobierno y así lo ha confirmado él mismo este lunes en el palacio de La Moncloa. Sin embargo, todavía hay una pregunta que no se ha respondido. ¿Y ahora qué pasa? Le han preguntado al ministro Borrell en Bruselas. "Barajamos lo que haya que ver en función de lo que ocurra, pero no les puedo adelantar más, no soy adivino", ha contestado el ministro de Exteriores.

"El gobierno cobarde de España ha tomado una decisión nefasta en la historia de las relaciones entre España y Venezuela. Yo le digo al señor Pedro Sánchez, y dios no lo quiera, que si algún día se concretara el golpe de Estado, sus manos señor Pedro Sánchez quedarán llenas de sangre como quedaron las de José María Aznar en la guerra de Irak", ha respondido Maduro a la decisión del gobierno de España.

Nicolás Maduro se ha dejado ver este mediodía en el estado de Aragua, rodeado de militares. Celebraba el aniversario del intento de golpe de estado de Hugo Chávez en el año 92. Rodeado de soldados, Maduro ofrecía una primera reacción a la cadena de reconocimientos que se ha producido. Se detenía en el caso español. "Quedará manchado en sangre siempre y la historia lo recordará como un pelele que se puso al servicio de la política guerrerista e intervencionista de Donald Trump. Él nos puso un ultimátum como si a Venezuela nos gobernasen desde Madrid. Se lo dije el primer día, a Venezuela no le pone ultimátum nadie", ha continuado.

A las pocas horas, Juan Guaidó ha comparecido frente a la Asamblea de Venezuela. En su discurso de esta tarde, agradecía los apoyos internacionales. "Hoy tenemos la absoluta certeza de que el sacrificio mereció la pena, y este reconocimiento de Francia, de Alemania, de España, de Lituania, Portugal, Polonia… de más de 20 países es el reconocimiento a ustedes, venezolanos", ha celebrado el autoproclamado presidente del país.

Las embajadas

Ahora falta conocer qué consecuencias reales tiene el reconocimiento internacional de Juan Guaidó como presidente. El ministro Borrell se ha mostrado reacio a dar información pero, ¿qué puede pasar con la embajada española en Caracas y la embajada que Venezuela tiene en España? De momento, desde Exteriores dicen que se sabrá de modo oficial en los próximos días, pero lo cierto es que llevan al menos 9 días preparando el trámite en términos diplomáticos de lo que supone el reconocimiento de Guaidó.

El gobierno de Maduro tiene un embajador en España, Mario Isea, al que se le dio el plácet para ejercer como tal. Ahora se lo pueden quitar, pero no le pueden echar de la embajada, porque ese espacio es territorio venezolano. El embajador que Guaidó nombrará en las próximas horas en España, no podrá acceder a la embajada, pero sí ejercer como tal en otro lugar.

¿Qué pasa con el personal diplomático venezolano en España? De momento nada. Si la situación se extiende, el ministerio de Exteriores les congelaría las cuentas corrientes que usan para los gastos comunes de la embajada aquí. El problema es que lo que haga el gobierno español aquí, tendrá un efecto reflejo en la embajada española en Caracas. El embajador español, Jesús Silva, sería despojado de su plácet oficial, aunque no tendría que abandonar el país y podría seguir ejerciendo sus funciones.

Comunidad española en Venezuela

Esto en el plano diplomático, pero ¿qué consecuencias puede implicar esto para la comunidad española que vive en Venezuela? Si lo que crece es el conflicto diplomático, a ellos no les afectaría más allá de las dificultades que a nivel consular podrían tener en la tramitación de documentos, algo que teniendo en cuenta que hay cerca de 200.000 españoles en Venezuela, supondría muchos inconvenientes.

Mientras la embajada de España esté operativa, si representa al presidente Guaidó pero es Maduro quien controla la burocracia del Estado, no tendrá autoridad para expedir documentos oficiales. Eso también podría afectar a las empresas españolas que operan en Venezuela. Habría, en definitiva, problemas con los permisos y las tramitaciones. Esto sin contar que la situación escale a tintes violentos, ya que en ese caso habría un problema para poder coordinar su salida del país.

Lo que hace el Gobierno, por tanto, es confiar en que el grupo de contacto avance en una salida negociada, aunque ese camino sea muy complicado. Tan complicado que cada ministro que forma ese grupo de contacto, ocho países europeos —Francia Alemania, Italia, Holanda Portugal España Suecia y el Reino Unido— y cuatro latinoamericanos afines a Maduro, ha dado diferentes versiones del trabajo de este grupo que se reúne el jueves en Uruguay.

Unos dices que establecerán una vía para hablar con Maduro y que convoque elecciones presidenciales. Otros, como el canciller francés, dicen que Guaidó tiene la autoridad legal para convocarlas, pero que el trabajo del grupo de contacto es acompañar en esa transición. Así que habrá que esperar a ver si tiene alguna ascendencia a la hora de inclinar la situación hacia el espacio de Guaidó o no.

La visión europea

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha reconocido a Guaidó por tuiter, que es el canal que ha usado esta mañana el ministro británico de Exteriores. También en tuiter, y en español, se ha expresado el canciller federal de Austria. Angela Merkel ha aprovechado su rueda de prensa junto al primer ministro de Japón. Está en Tokio, de viaje oficial. Portugal, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Polonia, Finlandia, República Checa, Estonia, Letonia y Lituania se han sumado a la lista de países que hoy reconocía a Guaidó. Pero no están todos.

Faltan Italia y otros ocho más. Italia con toda beligerancia, el resto argumentando que nunca se reconocen gobiernos, sino países. España ha intentado aprobar un documento a 28, pero al final ha podido consensuar un acuerdo a 19. "Los siguientes pasos se verán en los próximos días. Estamos trabajando para construir una declaración conjunta de más países, pero una declaración común de momento no la va a haber, hay países oponiéndose", ha dicho el ministro de Exteriores.

La división es importante, pero se disimula bien con este documento a 19. Lo cierto es que esta división tiene gran relevancia porque con el reconocimiento no acaba todo. Hay que ver cuáles son los siguientes pasos y, de momento, nadie puede explicarlos. "No soy adivino", ha dicho el ministro Borrell. La sensación es que la UE pretende que con los reconocimientos internacionales se ahogue a Maduro. Si no ocurre, da la sensación que nadie sabe qué va a pasar.

Naciones Unidas

El pronunciamiento que no se va a producir será el de Naciones Unidas. La ONU no tomará partido. No se va a unir a ninguna declaración, no va a participar en la reunión de Montevideo de este jueves y tampoco va a participar en el envío de ayuda humanitaria de Canadá, Colombia y Estados Unidos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha tomado esta decisión para mantener la credibilidad de su oferta de buscar a una solución política entre Maduro y Guaidó. Entre la propuesta de la ONU está el envió de ayuda humanitaria que Naciones Unidas tiene que coordinar con el propio maduro, al que ya se lo avisó por carta.

No deja de ser llamativo que Trump, pese a querer enviar ayuda humanitaria, no descarta una intervención militar. La última vez que lo ha dicho ha sido este lunes en una entrevista en la CBS. Es algo que su administración lleva diciendo desde el principio y lo dice, sobre todo, desde la llegada de los halcones como John Bolton o Mike Pompeo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?