Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los robots que pueden contribuir en la Seguridad Social

El Pacto de Toledo abre la puerta a que los robots coticen para sostener el sistema de pensiones

Los robots que pueden contribuir en la Seguridad Social /

Que la transformación digital ha cambiado la economía en los últimos años no es ningún secreto. La inteligencia artificial se expande y los robots llegan a las industrias para quedarse. Y no solo para quedarse. Llegan y ocupan puestos que antes ocupaban los trabajadores. En los últimos 10 años la industria española ha incrementado en un 24,6% su flota de robots. Por eso, el reto pasa ahora por sostener la economía del bienestar y el sistema de pensiones y una de las idea que cobra fuerza es que los robots comiencen a cotizar en la Seguridad Social. 

"Si el empleo es la base de cotización del sistema de protección social, en particular del sistema de pensiones pero el empleo desaparece, desaparece la cotización como consecuencia de la eliminación de estos puestos de trabajo", explica Emilio González, profesor de economía de la Universidad Pontificia de Comillas-ICADE. Entonces, surge la pregunta: cómo buscar nuevas formas de financiación que se adapten a la economía digital. 

En este sentido, una de las recomendaciones que incluía el Pacto de Toledo —fracasado el pasado martes— era que los robots comenzaran a cotizar en la Seguridad Social. "De momento no se sabe nada. Es una idea teórica que está en debate en todo el mundo", comenta Gonzalez. España contaba con 34.424 parques de robots en 2016, según los últimos datos de la Asociación Española de Robótica, frente a los 26.016 de diez años antes. Un crecimiento que cada año es una tendencia al alza. 

No hay precedentes en esta regulación. Ningún país europeo cuenta con una norma concreta para que estos aparatos coticen pero el Parlamento Europeo desde 2017 reclamó a los países miembros que se dotaran de un arsenal jurídico para facilitar el desarrollo de esta industria pero, también, para proteger a la ciudadanía de los desafíos de la nueva economía. Incluso Billl Gates se ha mostrado favorable a esta opción.

La idea inicial, comentan los expertos, sería que cotizaran los robots que ocupan un puesto de trabajo pero no aquellos que se utilizan para labores complementarias. "Los robots van a sustituir a un grupo de personas que hacen trabajos rutinarios, cualquier cosa que se pueda replicar dos veces. La cotización deberá ser proporcional al salario", explica Juan José Dolado, catedrático de economía de la Universidad Carlos III de Madrid. Sin embargo, el sector más crítico advierte de la importancia de encontrar un equilibrio en la fiscalización. "El robot ayuda a que las empresas sean más competitivas pero si les imponemos cargas fiscales que afecta al beneficio de la competitividad de la empresa y otros países no lo hacen, provocamos que estas empresas vendan menos y se puedan marchar de España", comenta Gonzalez. 

Menos robots que en otros países

Los robots siguen aumentando en todo el mundo y mientras la economía se adapta el empleo se resiente. Sin embargo, los expertos coinciden en que no hay que alarmarse porque España no es un país muy robotizado: "Podría desaparecer entre el 12 y el 25% del empleo industrial en España, frente al 40% que se estima para Reino Unido por ejemplo. Pero la industria representa el 18% del empleo total", cuenta González.

Los países con el mayor stock de robots industriales activos son también los más industrializados: China, Japón, Estados Unidos, Alemania y Corea del Sur, según el Informe La digitalización y la Industria 4.0, elaborado por CCOO en 2017.  "Nuestros sectores fundamentales no son fácilmente convertibles en robóticos. Por ejemplo camareros, cocineros, personal de comercio..", explica Máximo Blanco, responsable de estrategia industrial de CCOO. El peligro de que más puestos de trabajo desaparezcan en España a causa de los robots no es tan alto ; pero la transformación digital requiere de nuevas medidas económicas. Por el momento, habrá que seguir esperando para que la fiscalización de los robots no sea solo una propuesta. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?