Últimas noticias Hemeroteca

Lo que se sabe (y lo que no) del sistema de votación de Ciudadanos

El partido no ha ofrecido información detallada y precisa sobre el sistema de votación

En 2018 cesaron su actividad con la empresa que lo gestionaba y desde entonces es el propio partido el que se encarga

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, con Fran Hervías y Luis Garicano / ()

El partido no ha ofrecido información detallada y precisa sobre el sistema de votación. La SER ha intentado recabar la opinión de su responsable pero de momento ha declinado su intervención. Sí que confirman fuentes del partido que en 2018 cesaron su actividad con la empresa encargada del sistema y de la gestión de las votaciones de los últimos años, Monomio Media SL y desde entonces, aseguran, es el propio partido el que se encarga.

Un sistema que sí dispone del 'Sellado de tiempo', un servicio que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre ofrece a cualquier empresa para marcar con fecha y hora sus transacciones comerciales que se realicen a través de la red, en este caso los votos de un proceso electoral. La formación naranja, también habría hecho uso del certificado digital que ofrece la Fábrica. El organismo, sin embargo, confirma a la Cadena SER, que más allá de ese sellado de tiempo, no se encarga de validar los votos, de certificar el recuento, ni del control del censo. De hecho, remarcan, ni siquiera disponen de un sistema de votación electrónica como tal.

¿Por qué se produjeron los 82 votos nulos?

Es difícil saber el motivo de las posibles irregularidades sin conocer los detalles internos de la plataforma de votación pero como explica Pedro Chacón, responsable de ADA Sistemas, que realiza este tipo de votaciones electrónicas para Colegios Oficiales y sindicatos, el hecho de que el proceso sea gestionado desde dentro de la formación naranja no ayuda a la transparencia: “Al tener el sistema en tu propia casa, en tu propia oficina, lógicamente tienes acceso a las bases de datos, incluso al código fuente, a cómo se ha realizado la aplicación en sí. Por tanto si tienes conocimiento mediante algún profesional informático, puede acceder perfectamente a esa base datos, manipularlas, manejarlas…”.

Un desarrollo que al ser propio, según el experto en ciberseguridad Deepak Daswani, “es susceptible de tener vulnerabilidades que alguien haya podio explotar para emitir votos sin ningún identificador de afiliado o suplantando la identidad de otro afiliado que pudiera estar en otra demarcación o asignando varios votos a otro afiliado. Y según Daswani, habría básicamente dos posibilidades que lo expliquen: “Se podría tratar de una vulnerabilidad que alguien haya descubierto y pueda aprovechar en ese sistema y la otra opción es que alguien con acceso a ese sistema, a las tablas, a las bases de datos, pudiese manipularlo intencionadamente para adulterar el número de votos en el sentido que esa persona quisiera”.

No hay ninguna ley que impida a los partidos gestionar sus propias votaciones electrónicas, pero se recomienda que cumplan los mismos criterios que las presenciales garantizando la autenticación de la persona, la imposibilidad de trazabilidad, es decir, que no se pueda saber quién ha votado qué, y sobre todo que la urna electrónica no pueda ser violada. “Hay unos mínimos que tiene cumplir cualquier plataforma que haga este tipo de labores” explica Chacón. “En esta electrónica claramente no ha debido ser así, porque si se han introducido más votos de las personas que han dicho que han votado, lógicamente ahí es que se han introducido o bien de personas que no estaban censadas o personas que estaban censadas han votado varias veces”.

En todo caso, los expertos insisten en que sin conocer el sistema, del que Ciudadanos sigue de momento sin dar de detalles, es complicado hacer un análisis certero y reiteran que para garantizar su integridad, debería estar controlado por empresas “garantizadas y auditadas” y ajenas al partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?