Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

La España Vacía que puede decidir las Elecciones del 28 de abril no se siente representada

Decenas de plataformas contra la despoblación marchan hoy en Madrid desde Colón hasta Neptuno, donde leen un manifiesto por la España despoblada.

PP y PSOE se siguen negando, por el momento, a cambiar el sistema electoral para hacerlo más proporcional.

La España Vacía que daba título al libro de Sergio del Molino ha pasado a llamarse España Vaciada, si atendemos a la convocatoria de las plataformas contra la despoblación para la manifestación de este domingo en Madrid. Pero vaciada, ¿por quien? Las responsabilidades son políticas, según este nuevo nombre atribuido a las zonas de nuestro país donde la concentración de habitantes es menor a 8 habitantes por kilómetro cuadrado (en algunas zonas de los montes Universales llegan a estar por debajo de los 2 habitantes por kilómetro cuadrado). Sergio del Molino, autor del libro, opina que esta posición parecía ya superada, y le parece victimista. "Es cierto que hay responsabilidades políticas que vienen del franquismo y que continuaron en democracia, pero hay muchas otras causas, la despoblación es un fenómeno intrínseco a nuestro sistema socioeconómico y además es un fenómeno a nivel mundial".

Las causas hay que buscarlas más allá de la política, y las soluciones son complejas. Pero las plataformas apartidistas como Soria Ya o Teruel Existe tienen la esperanza de que con la fragmentación política actual se les escuche más, que la razón de su lucha, que comenzó hace ya años, se perciba ahora como un problema también en las grandes capitales. Es la opinión de Kiko Llaneras, analista del diario El País, que asegura que a pesar del desencanto y de la poca confianza en la política, no hay una gran diferencia de abstención entre los núcleos de población en función de su tamaño. "Más bien lo que encontramos es que hay determinados barrios en Madrid, Sevilla o Barcelona donde vota menos del 30% de la gente".

Una ley electoral obsoleta

La Ley electoral vigente, que en principio sobrerrepresenta a las circunscripciones pequeñas, porque en teoría allí es "más barato" obtener un escaño (un partido necesita menos votos para conseguir ese asiento en el Parlamento), en realidad infrarrepresenta a estos territorios. Según Sergio del Molino, "están sobrerrepresentados solo aquellos que han votado a las listas mayoritarias, aquellos que no han votado a esas listas mayoritarias no están representados, están fuera del sistema, son votos perdidos, y eso desanima mucho a la gente".

Según Del Molino, "esta Ley Electoral es un asunto que PP y PSOE nunca han querido tocar, porque los partidos en el Gobierno se beneficiaban de esa sobrerrepresentación. Ahora, con un parlamento mucho más dividido, quizá sea momento de abordar ese debate y reformar de un modo más representativo el sistema electoral".

Por parte del PSOE, Pedro Sánchez dijo ayer en su mitin en Córdoba que "nosotros no vamos a modififcar la Ley Electoral para restar representación parlamentaria a las provincias que están en riesgo de despoblación".

El Partido Popular puede perder bastantes diputados en estas circunscripciones que reparten 4 o 5 asientos (esos segundos diputados que pueden caer hacia la cuarta formación por la propia Ley D'Hondt), nos dice Llaneras. La situación electoral puede cambiar. Nos dice Del Molino que las previsiones electorales también se ven afectadas por el ascenso de la extrema derecha, que es otro factor en juego, porque no se sabe cómo se va a implantar (o no) en el mundo rural. Por tanto los partidos pequeños pueden obtener más representación en estas provincias, con esta fragmentación electoral. De todas formas, "la batalla sigue siendo muy dura para estos partidos en las pequeñas provincias, donde es difícil que sus esfuerzos electoralistas se vean recompensados", sentencia Del Molino.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?