Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Tontipop y música quinqui para pasar lo que queda de verano

La lista de agosto de es una mezcla curiosa entre canciones aparentemente inocentes de grupos como Barakaldo y la España más cañí que representa Ladilla Rusa. El toque urbano lo aportan Dellafuente y La Mala y Sen Senra y lo nuevo de Pixies y Juniere destila elegancia

Ladilla Rusa es uno de los grupos del verano /

"Vamos a la playa, pa' curarte el alma...". A estas alturas del verano has escuchado este estribillo mil veces y estás necesitando nuevas canciones que, sin sacarte de un estado vacacional, pongan a funcionar las pocas neuronas que sobrevivan al calor. Si quieres ir directamente al hit del verano, escucha solo la segunda canción. Lo malo es que será difícil de salir de bucle del play y hay riesgo de que no esuches el resto de temas.

Super Sad Generation (Arlo Parks)

Cuesta describir la música de Arlo Parks. Su fraseo es tan poético como el de Kate Tempest y tan magnético como el de The xx, pero sus temas tampoco desentonarían en un disco de Jorja Smith. El resultado, claro, es adictivo. Super Sad Generation tiene un poso muy melancólico ("yesterday I heard you say / everything will sort itself if I get to LA"), pero su melodía te atrapa y, sin darte cuenta, la acabas escuchando en bucle, adentrándote en la angustia vital de una joven londinense de solo 18 años (cuando escribió la letra, de hecho, sólo 17). Si no llega a canción del año, poco le va a faltar.

KITT y los coches del pasado (Ladilla Rusa)

En realidad esta canción tiene unos meses. Lo sabemos bien, Ladilla Rusa estuvo hablando con Fuego y Chinchetas cuando publicaron su último disco, el pasado mes de abril. Ya entonces podíamos intuir que KITT se iba a convertir en una de las canciones del verano, ahora lo podemos confirmar. Su actuación en el Sonorama es una de las muestras de ello. Con toda seguridad, este tema está sonando en todos y cada uno de los festivales de este verano. Un relevo perfecto para Macaulay Culkin.

Barakaldo (Lisasinson)

Las bandas femeninas sacan músculo y sino echad un vistazo a lo afortunados que somos cuando vemos sobre el escenario a grupos como Hinds, Melenas, Ginebras, Las Odio o Amparito. Por no hablar de Cariño. Es el sonido de estas últimas el que nos recuerda cuando escuchamos el hitazo que se han sacado de la manda Lisasinson: ‘Barakaldo’. Un trío valenciano que con letras divertidas, pegadizas y un sonido sencillo pero que invita a mover la cadera te empuja a olvidar a esa persona que es “gilipollas integral”. Como ya hemos dicho otras veces en Fuego y Chinchetas… ¡la música irónica está de moda!

Luciérnagas (Tessa la)

De Julieta Venegas a Carla Morrison, pasando por Natalia Lafourcade, el pop mexicano interpretado por mujeres nos ha regalado muchos temazos, últimamente... ¡y la producción no para! Entre capas sintéticas y alguna guitarra, como los últimos Café Tacvba, Tessa la retuerce los estribillos de forma irresistible. Escuchar su último EP, Breve, te dejará feliz como una lombriz. ¡Ojo con ella (y con sus portadas)!

Tenamoras (Dellafuente y La Mala)

Dellafuente ha colgado el cartel de sold out en todos sus conciertos. Es uno de los artistas del momento y su capacidad para crear y compartir música con otros cantantes es uno de sus puntos fuertes. Ya nos sorprendió con su colaboración en el disco de Novedades Carminha y ahora su aliada no puede ser mejor: La Mala Rodríguez. La rapera seguro que está entre sus referentes e, igual que ella abrió camino en el hip hop llevándoselo a ritmos más flamencos, ahora Dellafuente tiene cogido el punto exacto donde el hip hop se mezcla con sonidos latinos sin dejar de lado el aire flamenco que su voz desprende. Ese duo no puede empastar mejor.

No me sueltes más (Sen Senra)

El indie gallego está pegándolo fuerte. Tras Novedades Carminha, grupos como Ortiga, Boyanka Kostova o Sen Senra están empezando a asomar la cabeza en la escena nacional. Esta canción de Christian Senra puede hacer competencia a sus rivales en la “batalla” por ser uno de los temazos del verano, y lo decimos en serio. La luminosidad de su letra, el minimalismo en su sonido y ese toque urbano que llega a coquetear con el trap es un claro ejemplo de que nuevas alternativas se acercan a la música que actualmente suena en los escenarios españoles. Una verdadera evolución del pop nacional, en esta ocasión fusionada con un R&B más clásico. Apunten su nombre porque el mismo sello que tiene en su escaparate a Carolina Durante, La Plata, Mujeres o La Estrella de David se ha convertido en su gran valedor.

Ah bah d'accord (Juniore)

Cada vez que nos topamos con un temazo indie francés revivimos la misma indignación. ¿Cómo es posible que, teniéndonos tan cerca, nos ignoremos tanto? Si el año pasado nos fascinaron The Pirouettes, Clare Luciani, The Liminañas, Barbara Carlotti o Alice Et Moi, en este 2019 hemos caído rendidos ante la receta de Juniore para conectar con nuestros instintos tribales y acabar entrando en trance (Hammond mediante y en francés).

Catfish kate (Pixies)

Pixies vuelve con nuevo trabajo en estudio el próximo 13 de septiembre. Se titulará  Beneath the Eyrie y ya han adelatado dos temas del álbum. Mientras el primero, On Graveyard Hill, nos dejó un poco indiferentes, el segundo, Catfish katenos ha gustado bastante porque conecta con esa esencia Pixies que había perdido fuerza por el camino. Hay que ir aprendiéndose las nuevas canciones para cuando vengan a España en octubre. Tocarán en Sant Jordi Club (Barcelona), La Riviera (Madrid) y Coliseum (A Coruña) los días 23, 24 y 26, respectivamente.

Keep the change (Mattiel)

Viene desde Atlanta, Estados Unidos, y está siendo una de las grandes revoluciones en los festivales españoles gracias a su revitalizador segundo disco ‘Satis Factory’. La hemos disfrutado en el Low Festival de Benidorm y en el Canela Party que se celebra en Málaga. Su propuesta es una gran ventolera de aire fresco de R&B y lo mejor de todo es que no solo se queda en eso, sino que la estadounidense se mueve entre varios estilos como el garage, folk, soul o el pop como en este ‘Keep the change’. Su característica voz nos ha enamorado completamente.

Salted Caramel Ice Cream (Metronomy)

Metronomy es siempre una garantía de estribillos saltarines salpicados de falsete y sofisticación. Una fórmula que el cuarteto británico vuelve a explotar, en modo verano ON, con la refrescante Salted Caramel Ice Cream. El resto de adelantos que han ido publicando este año son algo más oscuros, pero Joseph Mount colaboró en el último trabajo de Robyn (uno de los más aclamados de 2018) y lleva una década con la máquina de hits bien engrasada, así que del próximo disco de Metronomy, previsto para finales de año, solo cabe esperar lo mejor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?