Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Galicia saca pecho en Ebrovisión

Novedades Carminha y Triángulo de Amor Bizarro inauguran la 19ª edición del Festival de Ebrovisión en una jornada donde también tocaron Cala Vento y Novio Caballo

Novedades Carminha y Triángulo de Amor Bizarro inauguran la 19ª edición del Festival de Ebrovisión /

Pulpo, marisco, empanada y licor café. Pueden ser los mejores productos que encontramos en Galicia, pero solo si hablamos de gastronomía, porque si nos referimos a la música indie no hay nada más gallego que Triángulo de Amor Bizarro y Novedades Carminha -con permiso de Xoel López e Iván Ferreiro-. "Galicia Calidad", que diría aquel. Ebrovisión tuvo la suerte, o el acierto, de alinear en la jornada inaugural de su decimonovena edición a estas dos perlas gallegas. Cala Vento y Novio Caballo acompañaron en el primer día del festival de Miranda de Ebro.

Ebrovisión es un festival familiar, tanto que, además de los festivaleros, las bandas se sienten como en casa. Triángulo de Amor Bizarro casi llegó en pantuflas por lo cómodos que se sintieron en el escenario principal. "Somos el sector duro de García y hemos salido de la cueva", reivindicó Isa, vocalista y bajista de la banda, en los primeros compases de un concierto que sonó redondo y con un setlist muy similar a lo que vivimos a principios de verano en Tomavistas.

Desmadre estigio fue el comienzo y le siguió El fantasma de la transición. Una gran demostración de la madurez que ha ganado el grupo de Coruña con el paso de los años. Como el albariño pero mejor. Triángulo desplegó Salve discordia, su disco más completo hasta la fecha. Decimos hasta la fecha porque la publicación de quinto disco es inminente y que ya desvelan en fascículos en alguno de sus conciertos. El sonido alcanzó la perfección mientras el público llegaba como un cuenta gotas al recinto del Ebrovisión.

No se dejaron Qué hizo ella cuando la encontró y su fiel acompañante Cómo encontró a la diosa obviando el orden concebido en su disco. Y Amigos de género humano, O Isa, Seguidores fueron desgranando sus anteriores trabajos hasta llegar a unos bises impecables con Barca QuemadaDe la monarquía a la criptocracia. Pese a que este verano han estado fabricando su nuevo elepé -que verá la luz en 2020- siguen igual que siempre: punzantes y demoledores.

Los coruñeses hicieron el camino a los de Santiago. Novedades Carminha solo tuvo que salir para abarrotar Ebrovisión. Se notó que Carlangas y compañía han dejado su lado más punky y se han abierto a más público (como ya explicaron en Fuego y Chinchetas). Eso sí, su punto canalla no lo han perdido, no hizo falta más que ver su saludo -"Que coño pasa en el Ebrovisión"- y el desgarbado tono con el que afronta su directo rememorando discos como Jodete y baila y Juventud infinita.

La noche caía y el frío llegaba, pero si algo diferencia Ebrovisión de otros festivales es que cuenta con un recinto con techo para resguardarse (y también para evitar que festivaleros despistados lamenten haberse dejado la gabardina en casa). Los fuegos que saltaban en medio del show de Novedades Carminha también ayudó para entrar en calor, así como los temazos y temazos que iban soltando los compostelanos.

Y es que, ¿quién no ha bailado con el mítico Antigua pero moderna? Algo de eso debieron de pensar estos gallegos que se renovaron (y aventuraron) con el mundo más trap del indie con su sorprendente Ultraligero. Lento, Que dios reparta fuerte, y Cariñito surcaron su elepé Campeones del mundo. Esta última forma parte ya de un pack final muy marcado con A Santiago Voy (versión de Los Tamara) y Verbena.

Un combo gallego muy agradecido para el público ya que son dos bandas que este verano no han girado tanto por festivales -y eso que Novedades Carminha está de estreno-. A ellos les acompañó Cala Vento y Novio Caballo. El dúo catalán se basta y se sobra con ellos dos solos para llenar el escenario: la batería de Joan y el guitarreo de Aleix forman una atmósfera que les ha llevado a crear uno de los mejores discos de este 2019. Balanceo se vivió en Miranda pero también sonó Isla desierta, Isabella Cantó y Abril de su disco homónimo, así como parte de Fruto Panorama.

Los castellonenses Novio Caballo fueron los encargados de cerrar un día inaugural de Ebrovisión que poco tiene que envidiar a jornadas de festivales de mayor formato. Llegó el turno de los djs y la noche continuó en la carpa del recinto y en la sala del centro de la ciudad, pero ese turno es ya para los valientes, que queda mucho festival.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?