Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Palmarés | El 'Joker' pone patas arriba el cine: León de Oro en Venecia

La cinta de Todd Philipps conquista el máximo galardón y coloca en lo más alto al 'cine de superhéroes'

La actriz española Marta Nieto y el directo Théo Court, premiados en la sección Horizontes del festival

Todd Philipps y Joaquin Phoenix triunfan en Venecia con el 'Joker' /

Nadie imaginaba que Joker acabaría ganando el León de Oro. Desde la rueda de prensa del Jurado el día de la inauguración se había juzgado a la presidenta, Lucrecia Martel, a la que no creían capaz de premiar una película de calado más comercial. “¿Cómo sabes qué cine me gusta?”, contestaba a un periodista. Y Joker ha ganado el León de Oro. Es la película que más revuelo ha causado en esta edición de Venecia y la más redonda. Martel premia al cine de superhéroes, sin superhéroes, y a una película que aúna entretenimiento, acción, una grandísima interpretación de Joaquín Phoenix, y una mirada política a la situación de desesperanza actual. Joker es un villano que mata porque el sistema le ha dejado tirado. Es el Taxi driver de esta generación.

El Joker lo que dice es que ser antisistema no es malo. Kill the rich es el lema de la revuelta popular de los payasos, que desencadena este extravagante y complejo personaje. Si en La leyenda renace los villanos son el movimiento Occupy Wall Street, el equivalente a nuestro 15M, protestas surgidas del descontento tras las medidas de austeridad en la crisis, en Joker son los buenos, los legitimados para levantarse, incluso usando la violencia. Lo que hace Phillips es decirnos que no vale la dicotomía cristiana de buenos y malos en una sociedad que crea gente desesperada y atomizada, como este personaje.

Contra todo pronóstico también ganaba Roman Polanski. El jurado de Martel le ha dado el segundo premio a El oficial y el espía, sobre el caso Dreyfus. Es un thriller político con mucho pulso, ritmo y muy sutil en la comparación del racismo y el antisemitismo, con los linchamientos y las fake news de la actualidad. Martel ha recibido muchas críticas por decir, en esa fatídica rueda de prensa de inicio, que no iba a acudir a la gala de esta película, para evitar ovacionar a Polanski, acusado de violación desde el año 77. Martel vio la película en un pase de prensa y ahora su jurado le da el León de Plata. También se ha llevado el reconocimiento de la prensa, ganando el Fipresci.

El mejor director ha sido el sueco Roy Andersson por About Endleness, un premio inesperado, pues Andersson, que ya ganó el León de Oro con Una paloma se sentó en una rama a reflexionar sobre la existencia en 2014, firma un trabajo similar a los anteriores, aunque más deslavazado, Andersson rueda a mujeres voladoras, como las que pintó Chagall, aunque él afirma que se ha inspirado en el realismo oscuro de Hopper. Sus personajes son víctimas de una existencia hueca y que no soportan y de ese choque sale el humor, de juntar situaciones absurdas y contrarias. De todos, el mejor relato es el del cura enganchado al vino porque no puede soportar haber dejado de creer en dios.

La sorpresa la daba Ariane Ascaride, la veterana actriz francesa, ganaba la Copa Volpi por su trabajo con Robert Guédiguian, su esposo, en Gloria Mundi, un retrato de la clase obrera francesa. Ascaride se ha impuesto a otras interpretaciones más aplaudidas por la crítica como la de Scarlett Johansson en Marriage story, película que ni aparece en el palmarés. Interpreta a una limpiadora que rechaza ir a la huelga. Es además una madre que debe sacar a su familia adelante, en medio de una sociedad que cada vez se vuelve más racista. “Soy hija de inmigrantes italianos, que fueron a Marsella para buscar una vida mejor. Este premio me da la posibilidad de encontrarme con mis raíces. Se lo dedico a todos esos inmigrantes que han quedado en el fondo del Mediterráneo”.

Con un discurso similar recibía la Copa Volpi el actor italiano Luca Marinelli, protagonista de Martin Eden, especie de Novecento más anarquista que comunista, donde se retrata la imposibilidad de ascender de clase social en la Italia reciente. “Gracias a Jack London por escribir el personaje de este marinero que buscaba la verdad, por eso se lo quiero dedicar a todos los que salvan vidas en el mar donde la situación es insostenible”. Es la lucha de clases que el director Pietro Marcello traslada a la Italia de principios de siglo XIX para retratar la historia política del país alpino a través de un marinero que quiere ser escritor y ascender de clase. Marinelli hace una buena interpretación, pero muy alejada de Joaquín Phoenix y de Mark Rylance por Waiting for the barbarians, una de las grandes películas ausentes de este palmarés.

La mafia no es lo que era, se ha quedado en tercera posición, con premio especial del jurado. Un documental en tono de comedia, que ridiculiza a todo el apoyo social de la mafia en Palermo. El director Franco Maresco utiliza los mismos métodos que Michael Moore en Bowling for Colombine, para retratar el miedo que todavía existe a los maifosos en la región y que apunta a la relación entre la Cosa Nostra con el presidente de la república italiana, Sergio Mattarella.

El cine de animación también entra en el palmarés gracias al trabajo del artista chino Yonfan en Nº 7 Cherry Lane, donde elogia la cultura de la Hong Kong colonial, pero sin referencias políticas a la actualidad. Una película que ha ganado el premio a un guion que enfoca al arte, la pintura, la música, la literatura, las relaciones humanas y de la liberación. Transcurre en la ciudad colonial en la década de los setenta, marcada por los disturbios contra el dominio colonial británico. “En el nombre de la libertad y la democracia, dejen a Hong Kong tranquila”, decía el director al recoger el galardón.

Babyteeth, de la directora Shannon Tate, una de las dos mujeres en competición, también se ha ido con premio, el Marcello Mastroiani, a los intérpretes emergentes, para el jovencísimo Toby Wallace. Es la historia de una adolescente de clase alta que padece un cáncer y se enamora de un joven drogadicto. Un Love story millennial algo flojo con dos vibrantes interpretaciones, la de los jóvenes intérpretes Eliza Scanle, a la que veremos en Mujercitas, y Wallace. Lo interesante aquí es la mezcla de la aceptación de la enfermedad con la rebeldía adolescente y con el clasismo de una élite progre.

España se adueña de Horizontes

Marta Nieto se convierte en la mejor actriz de la sección Horizontes por su trabajo en Madre, la película de Rodrigo Sorogoyen. La historia de una mujer que pierde a su hijo y que años después se obsesiona con un adolescente. En 2016 otra actriz española, Ruth Díaz, ganaba este mismo premio por Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, y logró el pleno llevándose el Goya y el Feroz.

Mejor director en Horizontes ha sido para Théo Court, director de origen francés afincado en España, que ha rodado Blanco en Blanco con financiación chilena y española. Protagonizada por el actor chileno Alfredo Castro, es una historia atmosférica que reflexiona sobre el poder de la fotografía y la imagen y que lanza una dura mirada al genocidio indígena en la Patagonia, que acabó con los Selknam. Blanco en blanco también recibía el Fipresci de esta sección oficial.

Palmarés completo

Premio Marcello Mastroianni (para jóvenes actores emergentes): Toby Wallace por Babyteeth

Premio Especial del juradoLa mafia non è più quella di una volta de Franco Maresco

Mejor guion: Yonfan por Ji yuan tai qi hao (No. 7 Cherry Lane)

Coppa Volpi al mejor actor: Luca Marinelli por Martin Eden

Coppa Volpi a la mejor actriz: Ariane Ascaride por Gloria Mundi

Mejor Director: Roy Andersson por Om det oändliga (About Endlessness)

Gran Premio del Jurado: J'accuse de Roman Polanski 

León de Oro: Joker de Todd Philipps

LA SECCIÓN HORIZONTES

Premio Ópera Prima: You will die at 20 (Amjad Abu Alala)

Mejor guion: Jessica Palud, Philippe Lioret, Diastème por Revenir

Premio Horizontes Mejor Actor: Sami Boujila por por Un fils 

Premio Horizontes Mejor Actriz: Marta Nieto por Madre

Premio especial del JuradoVerdict de Raymund Ribay Gutierrez

Mejor dirección: Théo Court por Blanco en Blanco

Mejor PelículaAtlantis de Valentyn Vasyanovych

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?