Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"¿Concierto de Concha Velasco con Bifannah en el Sonorama? ¡Ojalá!"

El segundo disco de la banda gallega mezcla psicodelia sesentera, tropicalismo y letras en portugués

La gira de presentación de 'Danças Líquidas' arranca este viernes en Madrid

Bifannah son Pablo Valladares (i), Antía Figueiras, Guille V. Zapata y Antón Martínez (d). / FOTO: DAVID D. BARAJAS

Aunque su sonido puede recordar al pop sesentero de Los Brincos, al rock tropicalista de Os Mutantes o, en general, a cualquier propuesta de psicodelia vintage rica en teclados (¿Temples, Tame Impala?), Bifannah es una banda gallega asentada entre Madrid y Londres que con su segundo disco, Danças Líquidas (The John Colby Sect, 2019) se aleja poco a poco del garaje de sus inicios para rebozarse en el latin soul y, por momentos, incluso acariciar la bossa nova.

Pero lejos de conformarse solo con un sonido tan distintivo (al menos, para una banda independiente del primer cuarto del siglo XXI), el cuarteto formado por Guille V. Zapata (voz y guitarra), Antía Figueiras (voz y bajo), Antón Martínez (batería) y Pablo Valladares (teclados) ha optado también apropiarse del nombre de la bifana (un panecillo relleno de carne con tomate, típico de Oporto) y, quizá, lo más sorprendente de todo: cantar en portugués.

"Probamos en inglés, castellano e inglés, pero estábamos como aburridos. Queríamos darle un toque diferente y, como yo estudié en Portugal y Antía tiene links con Brasil, decididimos optar por la apropación cultural", explica Zapata.

"Eso nos ha permitido conectar otros estilos, con la música africana cantada en portugués y con el resto de la lusofonía", añade. Pero no intentan imitar ningún acento concreto: "¡Cantamos en portugués de Vigo!", bromea.

Danças Líquidas, grabado en directo y de forma 100 % analógica en los estudios Brazil de Madrid, ha contado en la producción con Frank Maston (Jacco Gardner). Decisiones que han dejado huella en los temas más aptos para un guateque contemporáneo (Capri) y también en los más tranquilos u otoñales (Um flush, Coraçao Preto), pero sin perder de vista las referencias psicodélicas.

De hecho, el videoclip de Capri es un auténtico viaje en el tiempo (y no solo por que usen teclados auténticos de la época): pantalones campana, gafas de sol con lente XL, camisas caleidoscópicas, zapatos de cuero acabados en punta... ¡y bigote! "El mundo [que describe el disco] es una pastilla de MDMA con la cara de Aldous Huxley", dice la nota nota de prensa del lanzamiento del álbum.

Tras su paso por la última edición del FIB, Bifannah arranca su gira de presentación del disco este viernes (18/10) en Madrid, pero también tiene fechas cerradas en Santiago, Lugo, Albacete, Pamplona o Vigo, donde alternará sus nuevos temas con versiones tan celebradas como la de Vem Quente Que Eu estou Fervendo o el sonido yeyé de Skeletor. Al plantearle una posible colaboración con Concha Velasco en el Sonorama, Zapata no lo duda: "¡Ojalá! Sería un sueño".

"Este tipo de propuestas [Dúo Dinámico, Raphael o Camela] pueden parecer frikis para el gran público, pero sirven para rendir homenaje a grandes músicos que ha habido en el pasado y que, aunque puedan sonarte a música de tus abuelos, al escuchar esas canciones flipas y te das cuenta que esa época era tremenda. Nosotros, de hecho, aspiramos a hacer música atemporal".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?