Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Roberto Bautista: "Un minuto después de enterrar a mi padre me cojo el coche y voy directo a Madrid"

El tenista habló de la semana tan complicada que ha vivido y su vuelta a la Copa Davis tras el fallecimiento de su padre

Roberto Bautista se ha convertido este fin de semana en uno de los héroes de la Copa Davis. Después de perder a su padre y dejar la convocatoria con el equipo español, el tenista volvió al torneo para apoyar a sus compañeros e incluso llegó a jugar en la final ante Canadá, ganado el primer partido de la eliminatoria. "Es una competición muy difícil de jugar, no es sólo jugar al tenis. Hay que adaptarse y tiene muchos factores emocionales, de nervios que son difíciles de controlar", indicaba en El Larguero, recién llegado a su casa.

"El jueves cuando tomé la decisión de venir estuve con mi padre. Mi padre dijo que no podía luchar más. Después de que se apagara llegué a casa, no tenía ganas de ir a ningún sitio, estaba destrozado. Habían sido unas horas muy duras y muy difíciles, pero si que es verdad que me quedé en el sofa de casa viendo y apoyando a España. Al día siguiente me levanto poseído, con la maleata preparada, cargo todo en el coche y un minuto después de enterrar a mi padre me cojo el coche y voy directo a Madrid", explicaba Bautista cómo vivió las horas posteriores a conocer la triste noticia y su decisión de volver a la competición.

En su vuelta a Madrid, Roberto Bautista confiesa que no conocía los problemas físicos de Marcel Granollers y Pablo Carreño, una noticia que le sorprendió de camino a la capital: "El Doctor Cotorro me llamó el sábado para decirme que me viniera... y le dije: 'Ya estoy a una hora de Madrid'. De camino tenía la mosca detrás de la oreja pensando que podía tener la oportunidad de jugar la final".

"No tenía pensado jugar", confiesa Bautista a Manu Carreño, "hasta ese momento mi único deseo era estar allí con el equipo, vivir esos momentos para bien o para mal, pero no tenía la intención de jugar porque creía que el resto del equipo estaba en la misma situación que yo para afrontar esos momentos. (...) Viendo el España-Argentina del viernes decido irme a Madrid, le digo a mi entrenardor: 'Estoy cansado, me voy a quedar frito en el sofá, pero si mañana me levanto y España gana, prepara todo que nos vamos para Madrid".

En la misma entrevista pudimos hablar con su entrenador, Pepe Vendrell, a quien no le sorprendió la decisión de volver a la Copa Davis, "no deshice la maleta, tenía la sensación de que podría pasar cualquier cosa". También hablamos con Juan Agut, su tío y la persona que le regaló su primera raqueta: "Era tan grande que la tenía que empuñar por debajo del sobac. No tenía claro que no fuese [a Madrid]". Por último, el mensaje de David Ferrer tampoco podía faltar: "Te quiero mucho. No lloré en mi despedida y ayer sí".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?