Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Alimentación

Etiquetado Nutriscore, IVA sobre bebidas azucaradas y Código PAOS

Hablamos sobre la elección del Nutriscore como sistema de etiquetado de los alimentos a implantar a partir de 2021 en España, la subida del IVA a las bebidas azucaradas y edulcoradas y del código que regula los anuncios de alimentos y bebidas dirigidos a menores de 15 años. Nos acompañan un dietista-nutricionista y representantes de la FIAB y del ministerio de Consumo.

El Nutriscore es un sistema de etiquetado nutricional que se coloca en la parte frontal de los alimentos para “puntuarlos”. Indica de forma fácil y rápida la calidad nutricional del alimento por cada 100 gramos o mililitros de producto. Los clasifica con letras de la A a la E y colores del verde oscuro al rojo oscuro, según sea este de mayor o peor calidad nutricional. Separa los aportes nutricionales positivos, como las proteínas, fibra, fruta o verdura, y los negativos, como los azúcares simples o las grasas ultraprocesadas y calcula su letra y color.

Por ahora, ya se ha implantado en países europeos como Francia, Alemania o Bélgica; aunque su carácter es aún voluntario y aplicable a productos con más de un ingrediente. Así, la leche, los huevos o el aceite de oliva quedan exentos de llevar este tipo de etiquetado.

¿Por qué el Nutriscore y no otro sistema de etiquetado como el chileno?

En Chile, país que lidera los índices de obesidad en Latinoamérica, cuentan con un sistema de etiquetado por sellos y, en función de la cantidad de azúcares, grasas saturadas, sodio o calorías que lleve el producto, se le asignará uno o no. De hecho, se promueve que se consuman aquellos productos que no lleven estos sellos.

“[Desde el ministerio de Consumo] Consideramos que Nutriscore es el sistema que cuenta con un mayor consenso de la comunidad científica y organismos internacionales. En segundo lugar, es el etiquetado de preferencia en el ámbito europeo. Y, además, el preferido de las asociaciones de consumidores tanto a nivel español, como europeo”, señaló Escudero.

En cambio, el dietista y nutricionista Juan Revenga considera que “el Nutriscore cataloga muchos alimentos de mal perfil nutricional de forma positiva: refrescos, cereales, galletas. Y, al mismo tiempo, también comete errores al catalogar muchos alimentos con un buen perfil nutricional de forma negativa”. Destacó, además, que países como Italia, República Checa o Hungría están en contra del Nutriscore y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso del etiquetado frontal como “herramienta para fomentar en los consumidores mejores elecciones”, pero no este particularmente.

La subida del IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas

El gobierno anunció una subida de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10 al 21%, pero ¿por qué no un impuesto directo sobre los productos azucarados? Esta decisión forma parte, según nos contó el secretario general del ministerio de Consumo, de una perspectiva integral y un conjunto de medidas que se adoptarán con el objetivo de luchar contra un problema de salud pública: “En este momento es preferible optar por una medida que ya se ha puesto en práctica en otros países o regiones como Cataluña y que entendemos que puede dar un resultado positivo para intentar conseguir la reducción del sobrepeso y la obesidad”.

Mientras, el dietista la considera insuficiente: “No es un impuesto a las bebidas azucaradas, es un aumento en el IVA”. Y Enrico Fabretti, Director de Política Alimentaria, Nutrición y Salud de la FIAB, la califica de “medida injusta, discriminatoria” y con “un efecto recaudatorio que va a impactar más gravemente a las que son las rentas más desfavorecidas”.

Anuncios de alimentos y bebidas dirigidos a menores

Con Nutriscore, algunos productos no podrán anunciarse a menores de 15 años a no ser que cuenten con una A o una B en su etiquetado frontal.

“El código PAOS, que regula la publicidad dirigida a los menores de 15 años, es una medida absolutamente insuficiente en esta materia”, explicó Revenga, quien añadió que, desde su implantación, se ha infringido en al menos 2/3 partes. Código que asumen tanto la industria alimentaria, como los medios de comunicación. Asimismo, con el Nutriscore cerca del 60% de los alimentos que cataloga de forma positiva y tienen al mismo tiempo un mal perfil nutricional, recibirán una nota A o B, de tal forma que se podrán seguir anunciando sin ningún tipo de limitación.

Temas relacionados

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?