Martes, 26 de Enero de 2021

Otras localidades

Zorionak

"Las lenguas -que algunos tanto atacan, desprecian o ningunean cuando no es la suya propia- son riqueza cultural, son patrimonio de todos, son incluso -o reflejan- un modo de vida. No son armas arrojadizas. Y pueden -y deben- coexistir en libertad", la opinión de Carles Francino

Esto no estaba preparado, ¿eh?, pero coincide. Casualidades de la vida. Ahora que los más temerosos de que España se rompa han decidido apelar al rey e incluso fantasean con fusilar a unos cuantos millones de personas… Pues ya lo siento por ellos, pero hoy abrimos ‘La Ventana’ con algo que no sé si les va a gustar mucho. Porque durante el franquismo, esa época que los aspirantes a fusiladores -y los que les ríen las gracias- admiran tanto, en esa época cuando alguien se expresaba en un idioma que no era el castellano, le soltaban aquello de “¡habla en español, coño!”. Yo creo que su cerebro no estaba -y no está- preparado para entender que tener varios idiomas en un mismo país, en un mismo estado, supone una riqueza fantástica. Y resulta que hoy, tres de diciembre, hoy abrimos ‘La Ventana’ celebrando el día del euskera. Que nos parece -a los que no lo hablamos- muy complicado, pero ya veremos después cómo se han incorporado palabras y conceptos del euskera a nuestro propio vocabulario.

Y además otra cosa, por volver a los patrioteros -que no patriotas- de los que hablaba antes. Las lenguas -que algunos tanto atacan, desprecian o ningunean cuando no es la suya propia- son riqueza cultural, son patrimonio de todos, son incluso -o reflejan- un modo de vida. No son armas arrojadizas. Y pueden -y deben- coexistir en libertad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?