Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

El pazo, el loro y el dictador

El entierro de Franco dura ya más de 40 años.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Emilia Pardo Bazán frecuentaba una farmacia de mi ciudad, Pontevedra, y en esa farmacia vivía un loro llamado Ravachol. El dueño de la farmacia era Don Perfecto Feijóo, y cuando ella entraba en esa y no estaba don Perfecto, se enzarzaban a insultos los dos porque el loro odiaba su perfume, y un día que la cosa fue a mayores el loro zanjó la discusión llamándola "puta". La condesa de Pardo Bazán empezó a estrangularlo hasta que apareció el dueño y los separó a los dos. Hoy el Estado español ha recuperado un lugar emblemático, el Pazo de Meirás, por ser el pazo en el que la gran escritora gallega Emilia Pardo Bazán escribía, durante cuatro meses, sus grandes obras literarias. Ha habido un paréntesis, pero ha sido el paréntesis de un loro. Lo que ocurre es que al loro, como animal, se le celebra en Pontevedra todos los carnavales incinerándolo en el acto central de las fiestas: o enterro do Ravachol. El entierro de Franco, sin embargo, como se ha demostrado hoy, dura ya más de 40 años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?