Fuego y chinchetas
Música

Las mejores canciones internacionales del año 2021

Quizá eches de menos alguna, pero fliparás con las que aún no conocías

Las mejores canciones internacionales de 2021. / CADENA SER

Madrid

Todo el mundo recuerda dónde estaba el 11-S, el 11-M... o el día que Pedro Sánchez declaró el estado de alarma. Pero la pandemia de COVID-19 se está alargando tanto que, en realidad, la colección de recuerdos con mascarilla empieza a ser larga: el segundo verano, la segunda Navidad, la segunda dosis de la vacuna... Ya hemos vivido seis olas de coronavirus pero, mientras sucedían muchas de esas cosas, sonaba música. De hecho, hemos vuelto a disfrutar de conciertos y festivales... y Fuego y Chinchetas ha cumplido cinco años contándolo.

Si volvemos la vista atrás, por nuestras listas de lo mejor del año han pasado ya los mejores del panorama internacional. The xx (2016), Parcels (2017), Jonathan Wilson (2018), Billie Eilish (2019) y Drug Store Romeos (2020) han llegado al número 1, pero lo cierto es que establecer un orden es, básicamente, un divertimento. Una solo canción nos sabe a poco —por muy buena que sea— así que nuestro objetivo es descubráis (o sigáis disfrutando) de los 20 temas que, a nuestro juicio, resumen lo mejor que ha pasado en la música del resto del mundo a lo largo del año.

Una síntesis en la que encontraréis nuevos talentos, artistas consolidados y también bandas habituales en nuestras listas de lo mejor. Un resumen del que se han quedado fuera grandes discos, como siempre, pero que refleja una visión diversa y desacomplejada en cuanto a estilos, lenguas y tamaños. Probablemente eches de menos alguna, pero creemos que fliparás con las que aún no conocías. Puedes consultar la playlist de Spotify en este enlace y también al final del artículo.

20. La torre (Gabriel Ríos feat. Devendra Banhart)

Gabriel Ríos escribió esta canción sobre el fin del mundo durante el confinamiento y lo hizo pensando en que Devendra Banhart, a quien admira, le acompañara. No puedo ser más feliz cuando éste aceptó. El tema está incluido en un álbum donde versiona varios clásicos latinoamericanos. Hay a quien el confinamiento le dio por crear y hacer balance.

19. Toad (Viagra Boys)

La selección sueca de fútbol está plagada de jugadores con pinta de ayudante de Papá Noel... y luego está Zlatan Ibrahimovic. En su brillante escena musical pasa algo parecido, solo que en este caso la excepción se llama Viagra Boys y cuenta con un frontman llamado Sebastian Murphy que, por decirlo de forma gráfica, podría protagonizar un remake de Trainspotting. Pero Welfare Jazz, el segundo disco de la banda, ha sido un gol por toda la escuadra: indie rock, free jazz, arrebatos punk... El arranque hablado de Toad (sapo) recuerda un poco al Common People de Pulp, solo que Murphy, a diferencia de Jarvis Cocker, no retrata lo convencional sino lo complicado que puede ser estar junto a él. Por desgracia, lo que podría haber sido un muy buen año para Viagra Boys ha acabado también con la triste noticia de la muerte de su guitarrista Benjamin Vallé. Descanse en paz.

18. Change (The War on Drugs)

Hay deportistas que pueden estar en baja forma pero con que simplemente aparezca su nombre en la alineación inicial pueden hacer mucho más que otros jugadores en pleno rendimiento. Ya sea porque intimida al rival, por su experiencia, por la importancia de su presencia para el resto de sus compañeros o por anteriores actuaciones donde agrandó su leyenda. Algo parecido pasa con The War on Drugs. Los de Philadelphia bordaron su éxito primero con Lost in the dream en 2014 y posteriormente con A deeper understanding en 2017 con el que ganaron un Grammy a mejor álbum de rock en 2018. Esos ojos acaramelados que nos dejaron hace cuatro años ha ido produciendo un ansia por descubrir más sonidos y más canciones de los norteamericanos hasta que por fin ha llegado I don't live here anymore en este curso. Un quinto disco que no alcanza las altas cotas de los dos anteriores pero que solo por la existencia de ellos está tremendamente valorado. Pero eso no quita que encontremos verdaderas joyas como los optimistas cortes Living Proof, la canción que da nombre al disco y la desesperación de Change. Ésta trata sobre los cambios y el paso del tiempo con la electricidad del sonido inconfundible The War on Drugs y el piano que rellena el resto de la canción que Adam Granduciel ha creado como elemento que da sentido a toda la publicación de este 2021. "There are so many ways / Our love could make it through / But it's so damn hard to make the change (Hay tantas formas / Nuestro amor podría salir adelante / Pero es muy difícil hacer el cambio)", dice la letra de un tema que habla del deterioro de las relaciones con el paso de los años.

17. Interior people (King Gizzard and the Lizard Wizard)

Los australianos King Gizzard and the Lizard Wizard son una máquina de crear discos. De hecho, si un año no publican un mínimo de dos discos que alguien les tome la temperatura porque les pasa algo. En este curso han lanzado dos lanzamientos que son L.W. (como secuela del K.G. de 2020) y Butterfly 3000, un disco en vivo que solo se puede encontrar en Bandcamp y Youtube que es el Live In Sydney '21 y además van sacando pildoritas de otro con versiones como el Neu Butterfly 3000. No paran. El incansable rock psicodélico de los de Melbourne ha dejado de lado el psico-rock posterior para sumergirse en sintetizadores y secuencias MIDI. La Mariposa 3000, como lo llaman en su edición en español los renombrados Rey Molleja y el Mago Lagarto, se centra en los sueños y la metamorfosis como un trabajo concebido en casa durante la pandemia y preparado para escuchar de principio a fin. Interior people es la pieza central del disco ya que se ha convertido en el cruce de caminos de la idea conceptual del decimoctavo elepé del grupo. La letra, escrita por el guitarrista Joey Walker busca cuestionar tu propia cordura, tanto que el vocalista y líder de la banda Stu Mackenzie preguntó a su compañero si estaba bien. Pese a toda esta oscuridad, los australianos han conseguido un himno alegre, que es lo más difícil de conseguir.

16. Everything I love is going to die (The Wombats)

Los Reyes Magos llegarán con el Fix Yourself, Not The World, quinto álbum del grupo de Liverpool The Wombats, pero nosotros no nos hemos podido resistir con el verdadero temazo que es Everything I love is going to die. El tema es una auténtica provocación a vivir el presente y vivir al máximo "a pesar de que las consecuencias de eso pueden ser terribles". Y más en los tiempos que vivimos. Sin embargo, aunque parezca que la mítica banda de indie pop parece empujarte a la calle cuando la variante ómicron está más presente que nunca, lo que quiere decir no es una llamada al nihilismo sino a vivir el presente con tus personas queridas y a saber aprovechar cada minuto en el que nos encontramos. Porque, como dice el título de la canción, todo lo que quiero va a morir, y es que todos somos efímeros.

15. Famous (Parcels)

No cultamos nuestra debilidad por el funky de Parcels. En 2017 fueron nuestro número 1 y en 2018 también estaban entre lo mejor del año con otra canción. Ahora creemos que este tema también merece estar.

14. Say What You Will (James Blake)

A estas alturas no vamos a descubrir a James Blake —uno de los grandes talentos de la música británica de lo que llevamos de siglo— pero lo cierto es que, canción a canción, no deja de asombrarnos su capacidad para componer melodías perfectas e interpretarlas con absoluta erudición. Say What You Will, en la que colabora con Finneas (el hermano de Billie Eilish), es uno de los puntos álgidos de su quinto disco, Friends That Break Your Heart, pero también la balada que querrías bailar con el amor de tu vida, la canción con la que te gustaría despertarte de la siestecita de Año Nuevo o la música que querrías escuchar mientras vuelves a casa en tren. Uno de esos temas que tienes que escuchar hasta el final... y lo flipas.

13. L.O.V.E. (Is On) (Vistas)

Vistas es una banda escocesa alternativa compuesta de tres chicos. Publicaron su primer disco en 2020, en plena pandemia, y en ese 2021 han querido darle visibilidad de nuevo con una edición deluxe donde se incluye esta canción. En su país y en Reino Unido han tenido muy buena acogida y seguro que pronto (si la COVID nos deja) les vemos en algún festival español. Este tema nos lleva directamente al verano y dan ganas de coger una tabla de surf sin haber practicado nunca. Sonido californiano de Edimburgo.

12. Narrator (Squid)

El post-brexit ha desatado una oleada de bandas post-punk con mil cosas que decir. Durante el año hemos destacado ciertos grupos que están en esta onda como son Black Midi, Goat Girl, Shame, TV Priest, IDLES y los Black Country, New Road (spoiler: presentes en esta lista). Pero, por encima de todos ellos, la bandera de este movimiento la ondea con fuerza Squid, de la prolífica ciudad de Brighton. Con este panorama, el quinteto británico lanzó el buenísimo Bright green field donde aparecen temones como Pamphlets, G.S.K. o Narrator, pero como teníamos la dura orden de elegir tan solo una canción, hemos decidido que sea la última mencionada. Una locura que va in crescendo hasta que acaba con chillidos repetitivos que dicen "I'll play my part (haré mi parte)". Este éxito del punk moderno toma la voz de Ollie Judge como narrador (de ahí el título de la canción) para contar en ocho minutazos la vida de un hombre que es incapaz de distinguir los sueños de la realidad y que está basada en la obra Long day's journey into night, conocida en España como Largo viaje hacia la noche y que en 2019 se convirtió en película. La colaboración de Martha Skye Murphy sirve para asumir el papel de una mujer que quiere liberarse de esta historia que domina un hombre, porque, según Squid, "un narrador poco fiable retrata a las mujeres como personajes sumisos".

11. Chemtrails Over The Country Club (Lana del Rey)

Le das una nota de piano y te devuelve una melodía tan cautivadora que se te mete en la cabeza y no te suelta. Cuando Lana del Rey abre la boca, el tiempo se detiene. Consigue que lo difícil parezca fácil y lo hace, además, con una elegancia asombrosa, propia de otros tiempos. Pero es que, encima, como ya hizo Taylor Swift en 2020, ha publicado dos grandes discos en menos de un año: Chemtrails Over The Country Club y, meses después, Blue Banisters. Con 26 temas entre los que elegir, teníamos nuestras dudas, la verdad, pero al final nos hemos decantado por el tema que dio título a su primer disco del año. Una canción que nos mete de lleno en el universo Lana Del Rey (joyas, pintalabios, horóscopos y posmodernidad) y que, además, amplía un repertorio de éxitos al alcance de muy pocos.

10. Hertz (Amyl and The Sniffers)

Si te gustan The Strokes, The Libertines o el Just a Girl de No Doubt, te encantará Amyl & The Sniffers. El cuarteto de Melbourne ha dado un puñetazo sobre la mesa y, si lo tuyo es el indie garajero, este año no vas a encontrar nada mejor. Después de grabar varias canciones con Sheffield con el productor Ross Orton (Arctic Monkeys), la vocalista Amy Taylor le contó a la BBC que el nombre de la banda está muy relacionado con los efectos del popper, al que en Australia llaman amyl: "Lo esnifas, el efecto te dura 30 segundos, y luego te entra dolor de cabeza. ¡Nuestra música es igual!". Ya nos contaréis que la metáfora os parece acertada...

9. Kilimanjaro (Tripulación de Osos)

5.891,8 metros es la altitud del Kilimanjaro, la montaña más alta de África. Todos y cada uno de esos metros los escaló en 2019 el montañista Sebastián 'Zuko' Carrasco justo después de perder la movilidad de sus piernas. La banda ecuatoriana Tripulación de osos lanza un potente mensaje para destacar que nuestras limitaciones las creamos nosotros mismos y nuestra cabeza, por eso hay que valorar la importancia de buscar grandes retos, que en un principio puede parecer imposible pero que con voluntad y fuerza interior, siempre se consiguen. Todos tenemos nuestro Kilimanjaro particular que podemos escalar y superar todas las veces que queramos. "Ascensión a otra ocasión, ascensión a otra obsesión", canta este pegadizo hit del cuarteto de Quito. Ellos ya han conseguido alcanzar el pico más alto con el logrado EP Un futuro mejor.

8. Track X (Black Country, New Road)

Black Country, New Road es el gran descubrimiento a nivel internacional de 2021. No hay lugar a dudas. Por si fuera poco, el grupo londinense que hace un rock experimental que muchos ya asocian a Arcade Fire en más de una ocasión está sacando canciones como churros. Primero lanzaron su disco debut For the first time a principios de febrero, y ya preparan el aterrizaje de su segundo trabajo en el próximo año con varias publicaciones ya rulando por nuestros oídos como el bombazo Chaos space marine. Sin embargo, ese es parte del futuro de BC, NR y queremos destacar Track X, la piedra filosofal de un éxito que medios británicos les han tildado como "el mejor grupo del mundo". Con esta pista, el grupo demuestra sus armas instrumentales gracias a los violines, el saxo, guitarras, teclados y sintetizadores que engloban una de las formaciones más fuertes del curso. La bajada de tensión con este corte se convierte en un respiro del caos de su vocalista Isaac Wood, quien tuvo la gran idea de lanzar con el tiempo una hermana mayor con Track X (The guest). Se trata de la génesis de la canción destacada donde Wood, con una voz cerca de romperse y una guitarra acústica, habla desde la experiencia personal de los comienzos y la dinámica creativa de este grupazo.

7. If I got it (Aaron Frazer)

¿Quién dijo que en Fuego y Chinchetas no había espacio para la elegancia y sofisticación? Esta canción es el paradigma de las dos cosas. Introducing… es el álbum con el que Aaron Frizer se estrena en solitario, tras años en el grupo de soul Durand Jones & The Indications. Nos ha costado un poco decidir con qué canción de ese disco nos quedábamos pero creemos que esta es la más representativa de ese trabajo.

6. Ain't Nobody (Bakermat feat. LaShun Pace)

La fusión entre la electrónica del holandés Bakermat (Lodewijk Fluttert) y la cantante de Gospel norteamericana LaShun Pace ha dado como resultado este tema que ahora parece súper navideño pero que nosotros ya colamos en nuestra lista de junio. Tanto si pasas estas fiestas acompañado como confinado en soledad, esta canción debería estar entre tu música para las noches especiales.

5. Back In Love City (The Vaccines)

A The Vaccines siempre se les ha dado muy bien bordar el tema pop guitarrero de 3 minutos. No han vuelto a tener tanto éxito como con su debut, What Do You Expect From The Vaccines? (2011), pero en cada uno de sus discos hay singles destacados y, una década después, ahí siguen. Con su quinto disco se han apartado un poco de la fórmula de If You Wanna o Teenage Icon, buscando un rollo más sintético y kitsch con el que, a priori, podrían llegar a un público más mainstream. El resultado ha sido un tanto desigual, pero el talento se impone en temas como El Paso (con momentos muy Kings Of Leon) o, sobre todo, el que da nombre al disco, Back In Love City. Nadie desde Frannz Ferdinand manejaba tan bien el british despiporre (camisa desabrochada, corbata en la frente y una pinta de cerveza en cada mano). Una canción con la que te entran ganas de irte de fiesta... ¡y hasta de boda!

4. She got it bad (George Cosby)

Lo de George Cosby se veía venir... y, sin embargo, aún no acaba de explotar. En 2016 incluimos su canción All Of Your Love en nuestra selección de lo mejor del año (número 17 en la lista de canciones internacionales). Para entonces, de este músico de Sussex (fan declarado de Billie Eilish, Leonard Cohen o Pablo Neruda) ya se hablaba en la escena británica. Pero algo raro ha pasado (sus dos primeros epés, Human Touch y A Savage Kiss, han desaparecido de internet) y su eclosión se está haciendo esperar. Con los excelentes Day In Day OutWe Stand Alone, producto de un viaje de tres años por el mundo, ha vuelto a demostrar que es uno de los grandes talentos de la escena británica. Pero la belleza pop de She Got It Bad, inspirada en el cine italiano, nos parece extraordinaria. A la altura de Anohni, James Vincent Mccorrow o Elton John  ¡Ay, cuando el mundo lo descubra!

3. Le reste (Clara Luciani)

Esta canción nos cautivó desde el primer momento y ha supuesto uno de nuestros descubrimientos del año. La francesa Clara Luciani ha irrumpido con fuerza en el panorama musical de su país y, aunque el idioma no le pone fácil las cosas, esperamos que pronto sea más conocida en más sitios. Mientras, ponte esta canción cuando te subas al coche o cocines tu receta favorita y ya verás qué buen rollo.

2. Superstar (Beach House)

La pareja formada por Victoria Legrand y Alex Scally tiene una particularidad tan básica como complicada para el resto de bandas: solo hacen canciones redondas. Lo hemos visto con Bloom o el magnífico Depression Cherry. Y os preguntaréis... ¿Entonces qué hacen el resto de grupos de música que conocemos? Pues también hacen bien su trabajo –o lo intentan–, pero ninguno de ellos tiene el don que posee Beach House para empaquetar melodía, letra, momento y sentimiento de una forma perfecta y así no faltar ni una sola vez a su cita ineludible de las listas anuales de toda la crítica musical del planeta. Superstar es uno de esos temas que te vuelven loco desde la primera vez que lo escuchas. Seis minutos que te mantienen sin gravedad hasta encontrarse con el estribillo final coronado por el "Superstar, shining far (Super estrella, brillando lejos)". Once Twice Melody es el luminoso nuevo trabajo que los de Baltimore están lanzando por fascículos y que les aleja de la atmósfera del 7 publicado en 2018. En 2021 hemos podido ver dos partes de este disco donde aparece este número dos de la lista de Fuego y Chinchetas pero cerrarán el elepé en febrero de 2022 por lo que tienen muchas papeletas de aparecer por estos lares en el curso que viene.

1. Hope (Arlo Parks)

Super Sad Generation fue, para Fuego y Chinchetas, la décima mejor canción internacional de 2019. Pero en realidad fue mucho más que eso porque supimos de inmediato que estábamos ante un talento de largo recorrido. Una voz que no ha sucumbido ante la comparación con Morcheeba, Amy Winehouse o Portishead. Una bestia capaz de transformar el sufrimiento de la Generación Z en alivio para las masas... Dos años, un Mercury Prize y un Brit Award después, de hecho, la crítica sitúa su debut (Collapdsed in Sunbeams) entre los mejores discos del año. Pero, aunque el álbum incluye muchos de los singles que ha ido publicando en los últimos dos años, Arlo Parks ha dejado fuera la canción con la que nos enamoró. Quizá para que brillen más aún temarracos como Hurt, Caroline, Black Dog, Eugene, Portra 400 o la que, después de verla en directo, no dejamos de canturrear: Hope.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad