Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los presos musulmanes en España forman una importante red dispuesta a "morir como mártires", según la policía

Garzón dicta orden de detención internacional contra el presunto cabecilla de la célula islamista

La policía ha detectado la existencia de una importante red de presos de origen musulmàn en las cárceles españolas, muy cohesionados entre sí y dispuestos a "morir como mártires". También se ha conocido que el número dos del presunto cabecilla de la célula desmantelada está en paradero desconocido, tras fugarse de la cárcel de Orense.

La policia ha informado al juez de que al menos cuatro miembros de este grupo de radicales islamistas que se fraguó en la prision de Topas, se encuentran en paradero desconocido.

Más información

Su peligrosidad es muy relevante, segun los informes policiales, pero por encima de ellos destaca uno de los hombres de confianza del jefe de la celula, Mohamed Achraf.

Se trata de un argelino que ya estuvo preso por delitos de terrorismo pero que consiguió fugarse del centro penitenciario de Orense en el mes de febrero del año pasado. La policia le considera lugarteniente del líder detenido en Suiza y ha constatado que en cuatro ocasiones ha mantenido correspondencia con él indicándole siempre que estaba preparado para la "lucha y la inmolacion".

DESEOSOS DE SER MÁRTIRES

Este informe policial destaca, como resumen, que en España existe una importante red de presos comunes de origen musulmán que se mantienen en contacto por carta y cuyo denominador común es el deseo de ser mártires.

Los documentos en poder del juez revelan que la unidad que mantienen estos terroristas a pesar de estar en prisión se debe en primer lugar al estricto cumplimiento de los preceptos religiosos, a lo que hay que unir su odio hacia todo aquello que no suponga el acatamiento de las leyes del Corán.

El informe de la policía concluye que a pesar de que los reclusos musulmanes se encuentran dispersos por varias prisiones, esto no ha supuesto, en absoluto, la desaparición de este grupo ni la paralización de los contactos. De hecho, los que se encuentran en libertad se encargan de seguir proporcionando dinero a los presos con el proposito de seguir contando con ellos como fieles adeptos a su corriente violenta.

LAS CARTAS

La Cadena SER ha tenido acceso a las cartas que los presuntos terroristas se intercambiaban desde el año 2.003, que demuestran que los detenidos habian mantenido contactos con uno de los procesados por el juez Garzón junto a Osama Bin Laden y con los responsables de los atentados contra el World Trade Center en 1993. En estas cartas queda claro tambien que el periódico arabe que se publica en Londres a traves del que se produjo la primera reivindicacion del 11-M es un medio de referencia para estos grupos de radicales islamistas.

En una de las cartas que envió en febrero de 2003 al presunto cabecilla de la célula Mohamed Acraf, Amin Salameh, uno de los detenidos, le cuenta que dos artículos suyos han sido publicados en este periódico, Al Quds Al-arabi. Salameh se felicita también de la puesta en libertad de Acraf y le pide a Dios que le de "suerte para hacer el bien, la buena obra y el buen final".

Otras de las cartas a las que la SER ha tenido acceso demuestra la relación entre presos del GIA y algunos de los integrantes del grupo de la prisión de Topas. Una misiva remitida en el 2003 por uno de los del grupo de Topas a Abdelkrimn Bensmail, un argelino interno en Asturias en la que le dice:" He olvidado contarte que en la carcel de Topas hemos sido un grupo y que nuestro emir era el "chef Mohamed Acraf, que Dios le bendiga y que sea martir".

La carta continua diciendo que este grupo de Topas está formado por mas de 15 unificadores y que "los tiranos encabezados por el director de la carcel han empezado a molestarnos".

GARZÓN DICTA ORDEN DE DETENCIÓN CONTRA ACHRAF

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón cursó hoy una orden de detención internacional por delitos de terrorismo contra Mohamed Achraf, detenido en Suiza y considerado el responsable de la supuesta cèlula islamista que pretendía atentar contra la sede de este tribunal, informaron hoy fuentes jurídicas.

Un portavoz del ministerio suizo de Justicia había asegurado esta mañana que desde este departamento se había solicitado a las autoridades españolas el envío urgente de una petición de detención que posibilitara la extradición de Achraf.

Este permaneció encarcelado en España por delincuencia común entre julio de 1999 y diciembre de 2002, periodo durante el que estuvo en varias cárceles, entre ellas la madrileña de Valdemoro y la salmantina de Topas, centro este último donde se produjeron los primeros contactos entre reclusos islamistas que dieron origen a la cèlula ahora desarticulada, según confirmaron las mismas fuentes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?