Últimas noticias Hemeroteca

Unas 10.000 personas visitan la capilla ardiente de Pinochet

El dictador no tendrá funerales de Estado, pero sí honores militares

El cadáver de Augusto Pinochet Ugarte, muerto el domingo por un fallo cardíaco masivo, ha sido vestido con el traje de gala del Ejército, con el que yace en el ataúd en el cual sus restos son velados en la capilla ardiente que se ha instalado en la Escuela Militar de Santiago, a la espera de sus funerales, que serán el martes. Sólo unas 10.000 personas han desfilado por la capilla ardiente.

En silencio, simpatizantes y curiosos han desfilado de forma lenta pero incesante ante el féretro, bajo cuyo cristal se puede observar el rostro del ex gobernante, que fue cuidadosamente maquillado antes de exponerlo al público.

Ha llamado la atención que, a pesar de lo que se había informado durante la madrugada, el féretro de Pinochet permanezca abierto, por lo que es posible ver su rostro.

Traslado del féretro

El traslado del féretro con el cuerpo de Pinochet se realizó varias horas después de lo anunciado, por seguridad, según dijeron fuentes policiales, debido a la violencia que se desató en el centro de la capital chilena y otros sectores al caer la tarde y el comienzo de la noche.

Los aproximadamente 4.000 partidarios del dictador que se habían congregado frente a la Escuela Militar con velas encendidas y otros gestos de homenaje al fallecido ex general, habían disminuido en más de la mitad cuando finalmente se produjo el traslado, en medio de fuertes medidas de seguridad.

El coche fúnebre con el féretro de Pinochet fue escoltada por motoristas y coches policiales, mientras autobuses con efectivos antidisturbios de Carabineros estaban apostados en puntos estratégicos del recorrido, de unos dos kilómetros. El vehículo fúnebre estaba acompañado por varios automóviles que transportaban a los parientes y allegados más próximos del ex gobernante castrense.

Edwards: "Lo que le pasó no es poco"

El escritor chileno Jorge Edwards, premio Cervantes en 1999, entrevistado en Hora 25 por José Antonio Marcos, ha declarado que ha visto a la ciudad de Santiago "muy tranquila" a pesar de las manifestaciones de contrarios y partidarios del ex dictador. Edwards ha señalado que, aunque Pinochet no fue juzgado por sus crímenes, "tuvo que dejar su cargo de senador, sus cuentas fueron embargadas y estaba arrestado en su casa, lo que no es poco". Del fallecido también destacó su actitud "antiperiodista", algo, en su opinión, que luego ha sido típico del pinochetismo.

Edwards ha agregado que el dictador chileno fue un estudioso de otro dictador, Francisco Franco. Y que la gente que lo apoyaba era "muy primaria", con poca cultura, incluso "la vieja derecha chilena lo abandonó" cuando se dieron a conocer las informaciones sobre el desvío de fondos públicos a sus cuentas.

Entrevista en 'Hoy por hoy' con Isabel Allende y el juez Baltasar Garzón

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?